INVESTIGACION PERTINENTE SOBRE LOS EFECTOS DE LA APROXIMACIÓN DE OVNI A TESTIGOS

Con este trabajo de James McCampbell, Fenomalías pone a disposición información relevante sobre efectos electromagnéticos ULF y de microondas presente en las aproximaciones de OVNIs a testigos. Esto debe ser pertinente para futuras investigaciones en el terreno.


Los efectos del fenómeno OVNI sobre las personas

James McCampbell [1] 

Un resumen de este paper se presentó en un  Congreso OVNI en 1986 titulado Llenando los Huecos.  Patrocinado por MUFON, Tuvo lugar del 11-12 de octubre en el Condado de Tuolumne Fairgrounds  Sonora, California. El tiempo disponible permitió sólo una discusión de la tesis. Encuentros OVNI sustanciales, puntos técnicos mayores, y las conclusiones. El material abreviado puede encontrarse en los abstracts de la 24 Conferencia  Nacional anual de OVNIS sobre Norteamérica ,: 40 años y contando, presentado en el Burbank Hotel de Hilton, Burbank, California, 12-14 de junio de 1987. El texto como se reproduce aquí se publicó primero en OVNIS 1947-1987, 40 años de búsqueda de una explicación. Hilary Evans con John Spencer, Editores de la Asociación británica para la investigación del fenómeno OVNI, Fortean Times, Londres, 1987.   1987 McCampbell.


INTRODUCCIÓN 

Un inmenso depósito de datos técnicos OVNIs permanece en los informes publicados de testigos. Y puede ser profundizado por el estudio cuidadoso de detalles simples y bien documentados eventos o en el conjunto de muchos casos similares. La validez de los datos está asegurada cuando los informes contienen información técnica a la que posiblemente no podría conocerse a través del testimonio. Irónicamente, el testimonio de la gente simple, ordinaria, puede ser por consiguiente el más valioso. Es esencial enfocar la atención en el fenómeno reportado en lugar de hacerlo en la identidad del testigo u otros problemas diversos. Cuando un OVNI produce un poco de efecto notable en nuestro ambiente, debe ser permeable al análisis científico; es decir, debe tener una explicación científica. Así, la investigación competente de casos de OVNI normalmente descubrirá el mecanismo exacto que produce el efecto observado, o por lo menos identifica uno que podría ser el responsable. 

Todos los efectos de OVNIs observados, excepto artefactos y procesos completamente mecánicos, lleva implicaciones de campos electromagnéticos y gravitatorios en su vecindad.

Estudios técnicos de efectos individuales puede establecer límites a los parámetros de esos campos. Estudios bien detallados de la amplia gama de efectos deben llevar a una comprensión significativa del campo de los OVNI. Limitaciones deducidas de un efecto pueden ser bien diferentes de los otros. Tomando en cuenta estos variados contrastes, los parámetros específicos de los campos de los OVNI deben tornarse progresivamente más claros. 

Estudios anteriores realizados por el autor y otros han convergido en la radiación de microondas de los OVNIs como un candidato causal de muchos de sus efectos. Así que una discusión general aquí debe sentar bases para entender qué son las microondas, cómo se describen, y, en secciones subsiguientes, cómo ellas pueden actuar recíprocamente con personas y producir una variedad de respuestas a sus efectos. 

La radiación de microondas es esa porción del espectro electromagnético que se manifiesta en el rango de frecuencia que abarca desde los 300,000,000,000 al 1,000,000,000 de ciclos por segundo - abreviado, abarca desde los 300,000 MHz (megaciclos) a 1,000 MHz. Las longitudes de onda correspondientes son de 10 a 0.1 cm. La frecuencia específica en un evento dado es algo que debe conocerse. Luego, la manera de entrega es importante, si es continuo o pulsátil, y si es un pulso, conocer la proporción de la repetición y anchura del pulso. Se ve fácilmente que un pulso fuerte pero muy corto seguido por un intervalo relativamente largo antes del próximo entregaría sólo una cantidad pequeña de poder. Así se podría hablar de poder de pico, promedio de potencia, y ciclo de trabajo. Es necesario que no sea difícil de visualizar una descripción de microondas pulsátiles. Considérense microondas de 1,000 MHz que pulsan a 100 Hz que tiene un pico de potencia de 300 milliwatts por centímetro cuadrado (mW/cm12) etc., pero una potencia promedio de sólo 2 mW/cm2. Un concepto extenso a ser encontrado es el del umbral, a saber, el nivel de potencia más bajo al que cualquier efecto dado produzca. 

Los efectos físicos de los OVNIs en las personas apenas puede recibir un tratamiento comprensivo en una sección breve, todavía menos esas respuestas que parecen ser psicológicas y aún más, parapsicológicas. Esto no ha sido tratado de esta manera hasta ahora, pero hay una masa de datos que deben examinarse, particularmente de la posibilidad que existe de que haya realmente respuestas sólo físicas a la radiación. 

VISTA 

Casi todo acerca de los OVNIs se deriva de la observación visual directa, de cosas poco familiares en el cielo, o, de vez en cuando, en la tierra. Además, muchos testigos han informado  de criaturas extrañas asociadas con OVNIs e involuntarias visitas a sus naves, pero estos aspectos se cubren en otra parte, estos se ignoran aquí. 

OIDO 

1. las balas 

Varios testigos han respondido a la aproximación de un OVNI A la manera del Lejano Oeste, es decir,  disparando con un rifle o pistola. Las balas se han oído golpear superficies metálicas y rebotar.

rebotes.2 también, el aterrizaje cercano de OVNIs  se ha oído como un porrazo como se esperaría de un aterrizaje rudo de una poderosa maquina.3 Mientras estos sonidos no ofrecen ninguna pista al campo de investigación OVNI, esto sugiere que los objetos bajo  estudio no son imaginarios, vaporosos, hologramas, rayos en bola, o luces de la tierra. 

Un estudio de casos de encuentros cercanos por el autor, se clasificó cinco tipos distintos de sonidos que emanan de los OVNIs.4  Estos eran: 

VIOLENTOS (rugido, explosión) 
DIAPASÓN BAJO (zumbidos) 
CORRIENTES DE AIRE (ulular, silbido) 
DIAPASÓN ALTO (chillón, silbato) 
SEÑALES (pitidos, pulsos) 
  
2. Violento 

Muy temprano en la mañana del 30 de septiembre de 1980, cerca de Sale, Australia del Sur, George Blackwell se despertó por un sonido silbante. Vino de una nave sin alas de 8 m. la que desplegó luces coloreadas desplegaron cuando partió. Voló despacio a la altitud baja y descendió finalmente a la tierra cerca de un tanque grande de agua. El testigo se acercó a 15 m. cuando el sonido silbante se puso muy fuerte. Entonces él oyó un golpe horrible, acompañado por una explosión de aire y calor cuando el objeto se elevó verticalmente y despareció.5, 8, 

Un agente de policía de carretera vio un objeto extraño que aterrizó en el Valle de San Joaquín California. Era temprano en la mañana de un día de invierno. De repente, el objeto se rodeó de una niebla. Entonces una luz rojiza  surgió del objeto cuando este despegó. Unos segundos después, él oyó una explosión cuando el OVNI partió. El sonido era claramente una onda de choque del OVNI oída con retraso de tiempo, lo cual era apropiado para la distancia en que se encontraba el objeto y por la velocidad del sonido que aparentemente este desplegó.  

Explicación 

Las ondas de choque parecen sólo ser generadas en el despegue. Mientras aterriza, el sistema de  propulsión se presume apagado; es decir, ningún campo externo rodea el OVNI. Se requiere entonces potencia para iniciar el campo. La apariencia súbita de niebla en el caso de San Joaquín es un detalle vital. Esa región en California es conocida por tener nieblas y neblinas muy densas siendo el resultado de como la tierra se libera del calor radiante al espacio, durante las noches de invierno largas y la humedad alta cerca de los cenagales y pantanos. El vapor de agua adyacente al OVNI pudo ser condensado por una reducción en la temperatura o la presión. Porque el fenómeno fue acompañado por una onda de choque, un cambio en temperatura solo puede manejado externamente. El campo recientemente generado debe de haber ejercido una fuerza exterior en la atmósfera y debe de haber reducido la presión  cerca de la superficie. A un cambio de presión muy pequeño, de hecho, le bastaría cruzar el punto del rocío y condensar vapor de agua de aire saturado a 100% de humedad. Tal condensación a veces puede observarse en  zonas de baja presión sobre las alas de un avión. De nuevo las microondas que emanan de los OVNIs son sospechosas porque, en ciertas longitudes de onda, estas son absorbidas resonantemente  por moléculas de agua con un traslado acompañando de velocidad adquirida, es decir, una fuerza. Las resonancias están en las longitudes de onda de  los 0.17 cm. con cuatro más fuertes debajo de los 0.1cm. Continuando con el proceso de propulsar el aire hacia afuera, esta sería una manera  probable en la  que los OVNIs pueden volar más rápidamente que la velocidad del sonido sin crear booms sónicos.6  

3. Tonos 

Los tipos más prevalentes de sonidos son diapasón bajo o alto. Las palabras usadas por los testigos a menudo sucintamente y específicamente denotan un diapasón. Por ejemplo, lo anterior podría ser aproximadamente similar al vuelo de un colibrí, o similar al chillido entre las estaciones de radios AM anticuados. Dos casos reveladores han salido recientemente a la luz después de estar ocultos durante décadas: 

A las 4:00 de la mañana el 25 de julio de 1957, varios obreros estaban tomando un descanso en la planta siderúrgica de Daye en la ciudad de Huangshi,  República de China. Al oír un sonido zumbador, ellos notaron una mancha luminosa en el cielo nocturno claro que estaba aumentando claramente en tamaño. Cuando se acercó, se vio como un plato redondo emitiendo una luz blanca deslumbradora y dejando un sendero blanco. Durante los  dos  o tres minutos de observación, voló encima de los asustados observadores a 1000 m., produciendo un sonido silbante que era más ruidoso que un motor de reacción. Cuando el objeto se acercó al testigo, el sonido de diapasón bajo cambió al de diapasón alto; ninguna mención se hizo de cualquier tono intermedio .7 

El próximo ejemplo, coleccionado por la CIA en el sur del Congo belga en 1952, permaneció confidencial hasta su revelación en 1983  en respuesta a un pleito vinculado al Acta de Libertad de  Información. Dos objetos ardientes se deslizaron en curvas bien cerradas encima de las minas de uranio. Estos se vieron desde varias perspectivas como discos ovalados, y de líneas delgadas. Durante 10 a 12 minutos de observación, ellos emitieron sonidos siseantes y zumbantes. El Comandante Pierre en un campo de aviación pequeño cercano se metió en un avión de combate y se fue en persecución de estos objetos. Él pudo acercarse a 150 m. de los objetos que tenían forma de disco, como de aluminio, de 12 a 15 m. de diámetro, con un borde de fuego. Estos estaban emitiendo un sonido silbante que podría oírse fácilmente encima del avión. Notó que el sonido cambió de diapasón bajo a diapasón alto cuando el testigo se acercó los objetos, sin mención de tonos intermedios.8 En ambos casos, el rango de proximidad fue muy cercano, tanto en objeto observado en China como el del Congo. 

Explicación 

Se ha reconocido durante mucho tiempo que las personas pueden oír radiación electromagnética en la región de las microondas, así que tanto el radar como  la radiación de microondas de los OVNIs han sido sospechosos de causar sonidos zumbadores. Hace 15 años atrás este fenómeno era relativamente poco conocido, pero había sido bien establecido que la respuesta auditiva era causada por estallidos cortos de energía que corresponde a la pulsación de una fuente de microondas. De alguna manera incierta, los pulsos estimularon al oído interno que envía señales al cerebro. El valor tonal percibido por sujetos en situación experimental correspondió a la potencia de pulsación de la fuente. También, normalmente se pensaba que la situación de la fuente estaba detrás de la cabeza como respuesta directa  del desvío de las microondas produciendo un retraso de tiempo en las ondas sonoras comunes, produciendo un lento movimiento de las ondas de sonido que alcanzan el oído más interno. Este proceso, conocido como audición binaural, es una de de las varias pistas para reconocer la dirección en la que los sonidos se originan. La importante investigación acaecida durante los años setenta trajo este fenómeno tan complejo a la luz a un modo de focalización directa.9 Pero para el propósito presente, deben omitirse muchos detalles porque algunas declaraciones están sujetas a varias restricciones técnicas que no se mencionan. En términos generales, se ha mostrado experimentalmente que las personas pueden tener notar pulsos de microondas de 200 a 3,000 MHz con densidades de picos de potencia de 300 mW/cm2 y con densidades de potencia media tan bajas como 0.4 mW/cm2 con amplitudes de pulso de 1 a 100 microsegundos (msec). 

Como la forma de la curva de respuesta es amesetada, el rango de amplitud del pulso probablemente es aproximadamente de 10 a 40 seg. 

En términos de densidad promedio de potencia, el umbral es aproximadamente 120 mW/cm2. Por consiguiente, la muy baja intensidad de radiación de microondas pulsando a 50 a 100 ciclos por segundo sería "oída" y inclinadamente descripta como zumbido. Los experimentos con animales mostraron que los gatos eran 20 a 30% más sensibles que las personas, pero un perro probó que era 5 veces más sensible. Ese resultado puede explicar por qué los perros agitados son la primera indicación de muchos de los eventos OVNI.  

Un mecanismo completamente diferente, conocido como proceso termoplástico, parece ser el responsable de los altos sonidos de diapasón. La absorción de energía en el tejido biológico produce un aumento sumamente pequeño en temperatura. Debido a la expansión termal del tejido, se produce un aumento correspondiente en presión que entonces se propaga a través del medio como una onda auténtica. Un pulso de microondas que choca con la cabeza, crea una onda de presión que se propaga a través de la piel, músculo, huesos, y tejido del cerebro y reverbera dentro del cráneo. Estas vibraciones son llevadas por conducción del hueso a ser registradas como sonido en el nervio auditivo. Se han implantado Microsondas quirúrgicamente en los nervios auditivos de animales para medir las frecuencias de pulsos estimuladas por este mecanismo. Se ha encontrado que la frecuencia sólo depende en el tamaño de la cabeza y las propiedades acústicas del tejido del cerebro.  

Un análisis teórico sumamente intrincado, hecho por el Dr. James C. Lin reproduce con precisión por ejemplo, los datos experimentales para cerdos de Guinea y gatos.10, la frecuencia calculada para gatos es de 30 a 40 kHz, considerando que el valor moderado era de 38 kHz. El valor moderado para los gatos está dentro de su rango de oído normal, a 60 kHz, pero es un poco más allá del límite del oído humano en los 20 kHz. El umbral calculado para los gatos era 589 mW/cm2 para un radio de cabeza de 3 cm. 

Para un hombre con un radio de cabeza de 7 cm., el rango de frecuencia calculado de 10 a 15 kHz basados en los modelos teóricos esperados para alcanzar límites superiores y más bajos. El umbral calculado para el hombre, 2183 mW/cm2, es sumamente alto comparado con los límites de seguridad en  EE.UU. para la exposición a corto plazo, que es de sólo 10 mW/cm2. Cualquiera escuchando un silbido chillón de un OVNI estaría en un riesgo serio. 

Así, el experimento y la teoría muestra que el sonido de diapasón percibido por un  choque de pulsos de microondas, resultan de dos mecanismos distintamente diferentes. A las intensidades débiles y proporciones del pulso en el rango de frecuencia de audio baja, los pulsos directamente estimulan el oído interno y se interpreta como sonidos zumbadores. Para los pulsos de radiación muy intensa, las ondas de presión reverberan dentro de la cabeza, dando la impresión de silbido de diapasón alto. Ningún mecanismo conocido produce tonos de frecuencias intermedias. Así, los sonidos estimulados por radiación de microondas de los OVNIs serían discontinuamente dependientes en la distancia a los OVNI.11 

OLOR 

La idea que los OVNIs podría producir algunos olores inusuales originalmente conllevó a un toque de humor. ¡Pero esto ocurre de verdad! 

Un estudio inicial de la literatura se centró en 18 casos donde se da testimonio de olores peculiares notados y se  intentó describirlos. Las comparaciones con dióxido de azufre, como en huevos podridos, eran los más numerosos. Otras descripciones se refirieron al benceno y sus derivados. Finalmente, varias descripciones identificaron ozono frecuentemente.

Explicación 

La irradiación de varios gases con microondas produce una variedad amplia de átomos de gas y radicales libres, los componentes requeridos para las reacciones químicas. Se identifica en el aire óxido nítrico. La eficacia de esta reacción se refuerza de manera importante cuando la radiación se manifiesta como pulso. Se descomponen Etano y metano, pero el benceno es estable en la radiación. 
En otras palabras, una fuente pulsátil de microondas en aire puede generar óxido nítrico y, en reacciones subsecuentes, gases de la familia del benceno  se ha descubierto cerca de actividad de OVNIs. Cuando el benceno no es descompuesto por el campo, cualquiera formación tendería a aumentar hacia concentraciones perceptibles. Estas concentraciones no necesitan ser grandes considerado la sensibilidad extrema del sentido olfativo. La oxidación del azufre por microondas ha sido realizada en laboratorio, a saber: la conversión de dióxido de azufre al trióxido de azufre. La oxidación similar del azufre, contaminando la atmósfera a través de los automóviles y otras fuentes, en dióxido de azufre bien podría considerarse en los olores sulfúricos normalmente informados. 

Hay una relación curiosa entre este aspecto de los OVNIs y el asunto polémico del Rayo en Bola. Muchos de estos mismos olores se han informado en asociación con bolas pequeñas de luz en un rango cercano. Las descargas eléctricas en la atmósfera cambian la forma de los estados de energía de varios átomos y de numerosos compuestos químicos. Se eleva el nitrógeno a un estado metaestable que tiene varias propiedades interesantes. Produce que una luz suave, blanca que continúa durante algún tiempo después de que la descarga termina. Este nitrógeno excitado se llama "activo" porque se combina rápidamente con otros átomos, considerando que el gas de nitrógeno ordinario no lo hace. Se combina con hidrógeno para formar amoníaco (NH3) y con oxígeno para formar óxido nítrico (NO). Por debajo de los 150ºC aproximadamente, reacciona con otros gases atmosféricos para formar nitrobenceno (C6H5NO2), una substancia aceitosa que tiene un olor fuerte como de almendras amargas. También producido por descargas eléctricas en aire  el ozono es muy reactivo (O3) eso puede notarse en las chipas que rodean a la maquinaria eléctrica. 

Por otro lado, se observa que el decaimiento lento del nitrógeno activado que emite una luz blanca probablemente es a menudo la causa de los senderos blancos, luminosos, vistos detrás de OVNIs cuando ellos cruzan el cielo. El nitrógeno activado también puede causar nubes que van deteriorándose lentamente y que a veces dejan residuos en sitios de aterrizaje de OVNIs. 

Está claro que los olores informados en eventos OVNI precisamente son aquéllos que se esperarían de las reacciones químicas en la atmósfera, activados por descargas eléctricas o radiación de microondas. Muy pocos testigos fueron conscientes de estos detalles técnicos, así que su testimonio puede tomarse por su valor nominal. La presencia de microondas parece segura, pero desgraciadamente los datos no permiten ninguna deducción cuantitativa.12 

SABOR 

Tres cazadores en el Bosque Nacional Ocala de Florida estaban buscando un sabueso cazavenados perdido las 9:00 PM el  14 de diciembre de 1975. Ellos descubrieron un objeto hemisférico 8 m. de alto con 5 "piernas" de aproximadamente 4.5 m. de largo. Emitía una luz azul-blanca luminosa, flotando sobre de una línea de alta tensión alejándose de la ubicación del testigo a un radio de aproximadamente 200 m. Durante la media hora de observación, la radio CB (banda ciudadana) falló, escucharon un sonido zumbante, un olor extraño se mantuvo el aire, y" … además tenían un sabor metálico en sus bocas." 

Un caso canadiense el 23 de octubre de 1967, involucró a 17 testigos y a 5 objetos parece ser significativo, aunque los detalles fueron descritos pobremente. Un vendedor de bienes raíces se acercó a un radio de 200 m. de unos objetos que habían aterrizado en un terreno baldío. "Todo lo que él comió tuvo un sabor a cobre o metal en su boca". Los objetos se alejaron volando por encima de algunas líneas de tensión que chispearon e iluminaron el automóvil del vendedor y un mástil de acero en la casa de muestra que luego quedó magnetizada. 

Explicación 

Revocando éstos y otros reportes, la curiosidad del autor fue incrementada por un comentario casual de una amiga. Ella había sufrido un tratamiento de electrólisis para remoción de pelo Cuando el electrodo se colocó en la mejilla, ella experimentó una sensación del sabor "como de masticar una lámina de hojalata" eso duró aproximadamente 15 minutos después del tratamiento. La implicación era obvia. 
Algunos efectos eléctricos o magnéticos produjeron la misma sensación en una electrólisis de un paciente como en un testigo de OVNIS Un tecno electricista profesional aclaró un poco los detalles. La electricidad de bajo-voltaje que se aplica a una raíz de pelo es de 13.56 MHz o con corriente directa. En su experiencia, el sabor ocurrió sólo al usar corriente directa. Es muy frecuente que durante un "después del tratamiento" se use un cátodo en la porción más baja del rostro, rotando por su superficie el cilindro cubierto con gasa húmeda. El autor se  sometió renuentemente a tal tratamiento y decisivamente experimentó el fenómeno con el dispositivo rodado encima de las mejillas, labios, barbilla, y sobre todo las mandíbulas. El sabor era difícil de describir y la palabra "metálico" vino a su memoria pero parecía inadecuada. Había un componente de hormigueo y un amargor extraño.  

La localización en la lengua era el borde más abajo de la mitad delantera donde la lengua toca los dientes.13 

La información técnica sobre este asunto es difícil de encontrar, pero un artículo de estudio comprensivo puede estar disponible en  alguna bibliografía médica.14 El fenómeno ha sido conocido desde los trabajos pioneros en electricidad. Se descubrió cuando se aplicaron dos metales disímiles a la lengua y crearon una batería primitiva. Los testigos de la prueba durante el trascurso de los años siempre han tenido dificultad al describir el sabor. Mucha investigación se ha desarrollado con riqueza de detalles sobre el fenómeno. Mientras las respuestas individuales varían considerablemente, el umbral de detección es una corriente de aproximadamente 100 microamperes. El sabor aumenta con corrientes más fuertes. Su ataque es inmediato pero se decae muy lentamente.  

La sensación es evocada por pulsos de corriente directa tan bajos como 0.5 por segundo, que se percibe como continuo. La corriente alterna también es eficaz pero no sobre los 1,000 Hz. Mientras la causa no se ha establecido inequívocamente, parece ser una combinación de la acción directa de la electricidad en las células del sabor y los efectos químicos  de los productos de actividad eléctrica en la saliva. 

Un teorema fundamental del electromagnetismo es que un campo magnético, mientras la intensidad sea cambiante, inducirá un campo eléctrico que a su vez manejará una corriente en un conductor. Para que el sabor metálico sea causado debería generarse un campo magnético transitorio que alterne a menos de 1,000 seg-1 o uno en ese rango. Pero el cuerpo humano es como tan eficaz como antena como un alambre de cobre de la misma longitud. Las explosiones tan breves de energía electromagnética también podrían producir corrientes de fuerza suficiente para estimular el sabor. De cualquier manera, los requisitos esenciales son una corriente de por lo menos 100 microamperes que pueden ser DC (corriente directa) o pulsátil a 1,000 seg-1.  Examinando otros datos pertinentes de encuentros OVNI, uno podría  establecer cuál de estos dos mecanismos está involucrado. 
    
REVISIÓN DE EFECTOS MAGNÉTICOS 

Los campos magnéticos asociados con OVNIs han producido una amplia variedad de efectos que hacen pensar fuertemente en una estática o  en campos de variación lenta o también llamados de baja frecuencia. Estos han inducido magnetismo permanente en objetos férreos como señales y astabanderas. 

Se han detenido muchos relojes de pulsera durante un avistamiento OVNI que luego al ser llevados a un relojero este los halló magnetizados. Dicho magnetismo residual sólo podría ser producido por campos estáticos o de baja intensidad variables ( ULF); los campos de pulsos rápidos, por otro lado, borrarían el magnetismo. Esa técnica se usa para borrar cintas magnéticas y para "degaussar" las naves. El autor ha reproducido la mayoría de los tipos de interferencia de la radio producida por OVNIs con estática, producida por la acción de campos magnéticos.15 Los componentes más sensibles de las radios a transistor son las espirales conductoras (bobinas) en la sintonización de radio-frecuencia  y circuitos de frecuencia intermedia. El campo magnético modifica la propiedad física de sus núcleos de ferrita. Los circuitos son por eso desintonizados de la estación seleccionada. La recepción empieza a generar ruido y reducirse a aproximadamente 350 gauss y es completamente bloqueada a aproximadamente 800 gauss. Los campos son ligeramente fuertes y son los típicos que se producen en los imanes de barra. Los aumentos continuos en la fuerza del campo cambiarán la afinación a la próxima estación de frecuencia más alta. Una radio puede ser sintonizada a través del dial entero de esa manera. 

Las radios originalmente se sintonizan en las estaciones en el extremo superior del dial y se manejan completamente más allá de la banda AM, donde estas pueden recibir señales de navegación en código Morse. 

Se ha sospechado que los campos magnéticos de pulsación lenta o baja frecuencia alrededor de los OVNIs pueden causar alteración  de  brújulas y compases. 

La intuición sugiere que el giro constante de un compás o brújula sólo puede ser producido por un campo magnético débil si el pulso es de una proporción que se aproxima a la frecuencia resonante natural del compás. Este punto se verificó en experimentos del autor en el que el rango de giro de compases líquidos fue de 6 a 20 rpm que depende de la fuerza de los impulsos magnéticos aplicados. Muchos de los pulsos fuertes hicieron girar la guja de los compases salvajemente.  

El 2 de febrero de 1973, el Capitán Peter Telling era piloto de vuelo comercial en Australia. Al principio pensó en un incendio del motor de estribor, ya que él descubrió una intensa luz azulado-blanca de 7-14 m.de diámetro a una distancia de 10 m. Él mantuvo el ritmo de vuelo del avión durante 20 a 25 segundos. Su marcador de  dirección automático, el compás giroscópico, y el compás magnético todos giraban locamente a 12 rpm.16 El rango del pulso del campo magnético  medido fue tan bajo como de 12 rpm = 0.2 seg-1, o un pulso cada 5 segundos. 

Realmente, los campos magnéticos de los OVNIs han sido precisamente medidos con instrumentos científicos en el lugar de ocurrencia.17 

El científico aeroespacial francés, Dr. Claude Poher, líder anterior del GEPAN, estudió la relación entre los contactos OVNI  y las perturbaciones máximas del campo magnético de la tierra. Francia mantiene una serie de estaciones de investigación  para la supervisión de condiciones atmosféricas, explosiones nucleares, y los tres componentes del campo geomagnético (triaxial). Estas generalmente se localizan en áreas remotas para minimizar interferencia electromagnética. Durante el otoño de 1954 cuando los encuentros OVNI eran extraordinariamente frecuentes, se encontraron quince eventos en que la localización exacta y tiempo del avistamiento correspondieron con una perturbación mayor del campo magnético en la estación de investigación. Mientras los campos ligeramente fuertes son moderados en gauss, los campos muy débiles son moderados en gammas, la razón  es de 1 gamma = 10-5 gauss. Las perturbaciones máximas en el componente vertical del campo fluctuaron desde aproximadamente 5 gamma a aproximadamente 80 gamma para las distancias de 24 a 100 km. El campo geomagnético en Francia es aproximadamente de 0.454 gauss con una declinatoria de 10 grados oeste  y con una caída de 60 grados descendente hacia el norte. Así, el componente vertical normalmente sería (0.454) sen 60 = 0.393 gauss = 39.300 gamma. Las medidas se ven como extremadamente sensibles así, a saber en el orden de 1 parte en 1,000. Cinco datos experimentales apuntan a cúmulos de alrededor de 5 gamma a 85 km. tomados como línea de base. Cuando los campos magnéticos disminuyen su poder inversamente desde su fuente al triple de la distancia, los datos de Poher permiten el cálculo de la fuerza de la fuente, o momento magnético, del OVNI. Se encontró que fue de 7.7 x 1011 amperio metro2. Esa medida fenomenalmente alta se comparó con la investigación actual en los super-campos y la indicación de presencia de tecnología avanzada de  fuentes no terrestres es ineludible. También puede calcularse la fuerza del campo magnético a cualquier distancia de los OVNIs a través de mediciones científicas. Sería de 425 gauss a una distancia de 130 m. de un OVNI, un rango típico en el que se observan efectos electromagnéticos y consistente con los datos experimentales en radios. 

De la revisión anterior de efectos magnéticos, surge que los campos magnéticos de los OVNIs son estáticos o de pulso bajo (ULF). Por consiguiente, es improbable que estos pudieran producir corrientes significativas en el cuerpo porque tal inducción es proporcional a la proporción de cambio de la fuerza del campo. La proporción de cambio de un campo estático es, por supuesto, cero. 

En contraste, la evidencia directa indica pulso de microondas como fuerte candidato. En 1958, un estudio médico comprensivo de cuatro años de duración de los efectos fisiológicos del radar en humanos se completó por pedido de la Corporación Lockheed. Se expusieron muchos empleados rutinariamente a la radiación de baja frecuencia durante las pruebas finales de radar del avión. Sus historias médicas se compararon con aquéllos de empleados que no habían sido expuestos. Ningún cambio patológico se observó para las exposiciones ocasionales a 13.1 mW/cm2 en las bandas de frecuencia S y X, que tienen frecuencias de 1,500-5,200 y 5,200-11,00 seg-1 respectivamente, a pesar de varios síntomas menores. Casi el 6% de 335 personas se expusieron al campo de la banda de frecuencia S experimentado un "zumbido o una sensación pulsátil," un fenómeno con el que el lector ya está familiarizado. "Menos del 1%…" significa que tres individuos probablemente, hayan experimentado "chispas entre los rellenos dentales o un sabor metálico peculiar. "18 (Mi énfasis.) Allí aparecen algunas duda de los pulsos de microondas son absolutamente capaces de estimular el sabor, particularmente a densidades de poder mayores a 13.1 mW/cm2. 

SENSACION 

En casi cada caso de observaciones de OVNIs a corta distancia, el testigo ha experimentado una sensación de calor. 

La intensidad puede variar de un calor moderado agradable a una temible y dolorosa quemadura  Frecuentemente el testigo retiene un registro semipermanente de dichos encuentros en la forma de una quemadura del sol o incluso ampollas. Las quemaduras generalmente se limitan a áreas que se exponen directamente al OVNI. 

Explicación 

Si un OVNI se encasilla en un plasma brillante, radiará energía en una amplia banda de frecuencias o longitudes de onda. Extendiéndose bien lejos del espectro visible, el flujo de energía incluirá  longitudes de onda largas y cortas en las regiones infrarrojas y ultravioletas. La radiación infrarroja es el mecanismo por el que el calor se transmite a una distancia. Si, por otro lado, el OVNI no  está cubierto de plasma y una superficie metálica es visible, todavía puede radiar intensidades sustanciales de infrarrojo debido a la temperatura elevada, particularmente si es auto-luminoso y brilla en un color anaranjado suave como los elementos caloríficos de una estufa eléctrica. Puede expresarse la energía radiante transmitida por el área de la unidad y tiempo de la unidad como milicalorías por cm. cuadrado por segundo (mcal/cm2 seg) y comparable a la energía recibida del sol. La constante de irradiación solar, la energía que golpea un área perpendicular a los rayos, suma 32.3 mcal/cm2 seg. Así que la proporción de entrada de calor a un testigo puede estimarse fuertemente de la descripción de la experiencia o más precisamente si al testigo se le pidiera una comparación directa. Asumiendo la emisión isotrópica del OVNI, uno puede calcular la energía total emitida por el OVNI en dicho ancho de banda. Pero ésta no es la historia entera. 

1. Piel "quemada por el sol"  

Manuel Amparano, policía en Kerman, California, observó un objeto luminoso en el cielo durante la noche. Éste emitió entonces  una llamarada azul y partió en una recta ascendente en segundos. Al volver a la estación, él se encontró como quemado por el sol, tan rojo como una langosta. El efecto se despareció en cuatro horas. La quemadura sólo estaba en la porción de su cuerpo directamente expuesto al OVNI. Su uniforme de manga larga no le dio ninguna protección, pero él estaba completamente protegido por la puerta del auto de patrulla.19 

En Baden, Pennsylvania, el 13 de agosto de 1965, un hombre de mediana edad vio un disco  volando en el cielo nocturno delante de la luna. Estimó que tenía 100 m. en diámetro a una distancia de 700 m. Sus luces anaranjadas se debilitaron, cuando se tornó de un muy intenso azul durante tres segundos. Poco tiempo después, sintió una onda de choque. A los 20 minutos, sus ojos estaban adoloridos y él gradualmente perdió su visión durante unos días. Extrañamente, su cuerpo entero estaba quemado por el sol como si fuera por luz "ultravioleta. "20 

Explicación 

Obviamente, los rayos ultravioleta no podrían producir la quemadura del sol ¡porque no podrían penetrar la ropa!. 

Lo mismo se aplica al policía de California. Los microondas, sin embargo, podrían penetrar la ropa y podrían quemar la piel pero serían reflejados por una puerta de automóvil. Los experimentos iniciados por la Armada americana exploraron la sensación calorífica de las microondas. 

Energía de ondas de 10 cm. penetra profundamente y durante mucho más tiempo y se dispersa a lo largo del cuerpo. Sin embargo sólo un fragmento pequeño fue absorbido en la superficie donde se localizaron sensores de calor biológicos. Pero las longitudes de onda más cortas eran preferencialmente absorbidas en la piel y eran así más eficaces estimulando la sensación de calor y causando quemaduras. 

¡Estos casi son tan eficaces como los rayos infrarrojos! Los experimentos mostraron que el umbral de sensación calor moderado en las microondas de 1 cm. en una exposición de unos segundos eran aproximadamente de 2 mcal/cm2 seg. 21 En otras palabras, las personas pueden sentir el calor moderado de microondas de 1 cm. que sería de al menos  un-décimo del flujo de energía del sol. Las quemaduras serían causadas naturalmente a través de intensidades mucho más altas. 

2. Objetos calientes 

David Winter experimentó un típico fallo automovilístico mientras manejaba de regreso a su casa en la Columbia Británica a las 2:15 de la mañana el 13 de diciembre de 1967. Era una noche clara, fría con una temperatura de aproximadamente 20-25°F. Él se salió de la carretera para abrir el capó y detectar la fuente del problema. Sólo entonces notó  un objeto que se desplazaba aproximadamente a 15 m. sobre el suelo  y a una distancia de aproximadamente 100 m. Su forma era como la de un domo, aplastado en la parte inferior y desplegaba unas luces rojas y verdes con lo que parecía ser troneras que emitían luz. La superficie se parecía al acero pulido. Él notó que su batería se calentó. Muy aprehensivo, él volvió entonces al automóvil mientras miraba al objeto más que se acercaba con un movimiento lento oscilante. 

 Él se asustó al descubrir que su pelo se sentía caliente. Después él dijo"…y el anillo de cobre en mi dedo anular izquierdo se puso caliente y desagradable así que decidí sacármelo  también. Y  noté que mi reloj se sentía un poco… yo tengo una malla de reloj de metal aquí y se puso caliente..." También, "los botones de metal y mi cinturón de metal en mis pantalones se pusieron calientes". Durante una segunda inspección del automóvil, él recuperó una linterna eléctrica de su caja de herramientas y notó que el marco de metal se puso caliente pero la lente permanecía fría. Las partes metálicas del automóvil se habían puesto calientes pero los neumáticos se sentían tan fríos como el aire. 

Explicación 

Observe los contrastes entre los ítems que se calentaban vs aquéllos que no. Materiales no conductores (caucho y vidrio) permanecían a temperatura ambiente, y que los conductores eléctricos (acero, cobre, y plata) se calentaron. La malla del reloj pudo haber sido de oro pero su composición no fue declarada. El calor moderado de la batería fue causado por el calentamiento del ácido de la batería, una de conductividad media.22. Indudablemente, que un campo electromagnético de alta frecuencia estaba induciendo corrientes en los conductores que produjeron calor por resistencia. Se esperarían diferencias en la temperatura del anillo debido a la resistividad eléctrica diferente del cobre y la plata y sus dimensiones individuales.23 

3. Shock eléctrico 

En los años 40s y50s la mayoría de los encuentros OVNI se daban con estos volando a gran altitud y los testigos eran más renuentes a confesar el encuentro y los  investigadores en informarlos. No fue hasta 1954 que los vuelos en Francia de OVNIs fueron denunciados por testigos en números sustanciales obs3rvados por períodos muy cortos y reportando que fueron acompañados por sensaciones de hormigueo o shock eléctrico. También en 1958 cerca de Lima, Perú, un OVNI sobrevoló y descendió  cerca de un camión, un autobús y un automóvil. 

Los pasajeros de los tres vehículos sintieron el choque eléctrico al mismo tiempo que sus artefactos fallaron. NICAP fue la primera organización enmostrar un interés particular por tales efectos electromagnéticos y publicar un registro extenso de los evenots.24 

Explicación 

Los sistemas de radar que operan a frecuencias de microondas llegaron a ser tan potentes que el riesgo de choque eléctrico a obreros se ha considerado seriamente. Ropa protectora especial se ha desarrollado para cubrir el cuerpo entero, cabeza, cuerpo entero, manos, y pies. Hecho de nilón metalizado, refleja la energía electromagnética lejos del usuario. Un rasgo especial asegura la continuidad eléctrica por las costuras. Una capa superficial de neoprene previene el cierre del circuito entre dos objetos a potenciales eléctricos diferentes que podrían ser tocados al mismo tiempo por un trabajador.25 

Criaturas humanoides han sido vistas en asociación con OVNIs, las que invariablemente se describen como llevar uniformes que parecen una piel firme y que cubren el cuerpo entero incluso los pies. Estos no tenían botones, cremalleras, bolsillos, discontinuidades, y costuras. Un testigo que se observó a un OVNInauta, percibió en él unos protectores oculares como de alambre tejido que escudaría los ojos eficazmente contra los microondas. Los OVNInautas están tomando las mismas precauciones al parecer que nosotros, cuando estamos ante la presencia de intensos campos del microondas. En tales ambientes cercanos a los OVNIs, se esperaría que los indefensos testigos sientan las corrientes inducidas en la piel como una sensación de hormigueo o un shock eléctrico. 

TRASPASANDO LOS SENTIDOS FÍSICOS 

Algunos efectos físicos se anclan al testigo aunque ellos no son registrados inmediatamente por los sentidos ordinarios. 

A. Parálisis 

En el momento de un fallo en maquinas en la presencia de un OVNI, el testigo puede sorprenderse al descubrir que él es incapaz de moverse. Un ejemplo gráfico especial fue la experiencia de un granjero en Saskatchewan. Él bajo de una máquina de cortar césped en un sendero para investigar un objeto a 3 m de distancia color plateado con forma de domo que estaba flotando cerca del suelo y girando sobre el césped alto. Al retroceder y subir a su máquina, él notó cuatro objetos más similares esparcidos a lo largo de un cenagal cercano. El primer objeto entonces se elevó aproximadamente a 60 m., seguido por el segundo, luego el tercero, y así sucesivamente. Durante estas maniobras, él se paralizó. En una entrevista grabada, él dijo después, "yo me quedé ahí como congelado, no podría mover nada". En una entreviste completa el declaró: 

Yo no tenía la fuerza para mover algo en ella (la máquina cortadora). Vea, es un sistema hidrostático, automático  que se maneja como un automóvil. Pero no podría mover nada, todo lo que yo tenía que hacer era empujar la palanca y doblar para irme, pero yo no pude. Me sentí como si estuviera hipnotizado o paralizado, yo no tenía fuerza. Intenté mover esa palanca pero no pude. Sólo un toque de su dedo - moverá. Nada parecía trabajar, yo estaba asustado, yo he estado asustado antes, pero nunca así. Yo quise mover la mano y agarrar la palanca para girar las ruedas y doblar e irme, ¿y Ud. piensa que yo podía moverla? Yo no podría moverla. 26 

Explicación 

De preocupación primaria aquí son las propiedades fundamentales de los nervios motores  De algunas maneras estos se parecen  a los cables eléctricos pero la similitud no puede llevarse más lejos. Un núcleo central de material protoplasmático, un conductor ligeramente bueno, está rodeado por una vaina o membrana de una substancia grasa que es un aislador ligeramente bueno. 

Las órdenes a los músculos periféricos, enviados por el sistema nervioso central, viajan a lo largo de estas fibras como una onda de potencial eléctrico. El pulso que viaja, conocido como  potencial de acción, siempre tiene la misma intensidad en una fibra particular. En cualquier punto a lo largo de la fibra, está presente o no. Nunca se presenta sólo parcialmente o a un potencial diferente de la norma. La energía para la transmisión de esta señal, deriva de la propia fibra, no de la fuerza que maneja el imput de entrada. La vaina se reduce en intervalos de aproximadamente 1 mm., llamados nodos de Ranvier, y la energía de la transmisión es proporcionada por el pasaje de ciertos iones a través de las membranas en estos segmentos cortos.  

La amplitud del pulso es de aproximadamente 1 milisegundo y viaja a varias velocidades y depende del tamaño de la fibra, de aproximadamente 10 m/segundo. Las medidas de potenciales eléctricos dentro de la vaina muestran que una fibra en reposo produce aproximadamente 0.07 voltio negativo comparado a la solución externa. Un potencial de acción viajando por la fibra tiene una amplitud positiva de aproximadamente 0.10 a 0.12 voltios. Por consiguiente, en el momento en que el potencial de acción ocupa una posición en la fibra, se experimenta interiormente una momentánea oscilación que es aproximadamente de 0.04 voltios positivos comparado al exterior. 

Electrodos experimentales implantados en la fibra a cualquier situación pueden activar el pulso normal produciendo una diferencia potencial a través de la membrana de aproximadamente 0.02 voltios o mayor. Los pulsos viajan entonces en ambas direcciones a lo largo de la fibra, aunque ellos normalmente viajarían en sólo una dirección. Después de que el pulso ha atravesado un segmento de la fibra, un tiempo finito se requiere para que el segmento retorne a su función normal. Durante el periodo de la recuperación, es completamente incapaz de transmitir otro pulso. Para aproximadamente un milisegundo, la fibra no puede estimularse en absoluto. 

Por aproximadamente un milisegundo solo puede producir un estímulo más fuerte que el usual. Si un estímulo debajo del umbral de los 0.02 voltios es seguido por otro dentro de aproximadamente 2 miliseg., entonces el segundo puede evocar una respuesta aunque también es más débil que el umbral. El primer estímulo abre las puertas, por así decirlo, para el próximo. 

Si la radiación de microondas fuera capaz de proporcionar el estímulo requerido, entonces se inducirían potenciales de acción. 

Se ha encontrado, de hecho, que las microondas pueden crear la tensión eléctrica necesaria por la membrana. Insertando electrodos  miniatura en las fibras del nervio, la diferencia de potencial entre el interior y el exterior puede medirse. La irradiación por microondas induce potenciales que están típicamente en el rango del milivolt, pero a veces son tan altos como 0.10 voltios, cinco veces más  que el valor del umbral de 0.02 voltios. Cuando los potenciales de acción activados por este mecanismo son idénticos en todo a aquéllos que son enviados por el sistema nervioso central, no habría ninguna manera de que los receptores pudieran detectarlos como un fraude. Las respuestas musculares serían dictadas absolutamente por tales signos artificialmente producidos.  

Una contracción del músculo persiste durante aproximadamente 500 milliseg. antes de relajarse. Así que una serie de pulsos que impactan un músculo a una proporción más rápida produciría una reducción indefinidamente sostenida. Como todos los músculos del esqueleto actúan en pares contrarios, su reducción indiscriminada y simultánea los helaría en oposición rígida, es decir, paraliza el cuerpo. 

Cualquier acción legítima potencial del sistema nervioso central representa una conducta muscular intencional y se aniquilaría en la colisión con la señal extraña viajando en la dirección incorrecta. Así, los potenciales de acción activados por microondas interfieren con el control volitivo. La pérdida parcial de control motor sería producida por los pulsos más lentos de microondas, que es un efecto OVNI reportado.27.Por riesgos de salud, no se han expuesto intencionalmente así a humanos a los campos de microondas de alta-intensidad por lo que no hay ninguna comprobación experimental del análisis anterior. 

Sin embargo, la disrupción motora y la parálisis parciales por microondas se han observado experimentalmente en pollos, palomas, gaviotas, y en pequeños animales.28 

2. Lesiones por radiación 

Un granjero de Ohio y su esposa estaban mirando TV una noche de noviembre de 1958 cuando la tensión en la TV subió y luego la pantalla se puso negra. Entonces una luz extraña desde la ventana provocó que miraran hacia afuera y descubrieran un objeto grande de unos 6 m. en diámetro sobrevolando su patio trasero. El marido salió a investigar. Él quedó (¿paralizado?) cuando el objeto se puso directamente encima de él. Inmediatamente él se sintió enfermo y dentro de 48 horas estaba muerto," sus tripas se frieron como  por acción del calor de un horno del microondas. "29 

Una exposición similar de menos severidad puede haber sido la causa de problemas de salud mayores en el sumamente bien documentado caso Cash-Landrum cerca de Houston el 29 de diciembre de 1980. Se ha investigado probablemente este caso más completamente que cualquier otro caso y mucho se ha escrito sobre él.30 En un resumen más breve, los dos principales testigos fueron deslumbrados por un objeto en forma de diamante que sobrevolaba la carretera. Alrededor de él a poca distancia había un gran número de helicópteros de bien reconocibles. Ellas fueron Expuestas a la luz luminosa, calor, y otras radiaciones durante 5 a 10 minutos. Ambas víctimas sufrieron quemaduras severas, piel brillosa, pérdida de pelo, lesiones internas, y por lo menos 18 otros síntomas. 

Explicación 

Los investigadores, incluyendo a profesionales médicos y otros médicos que atendieron a los pacientes durante un periodo extenso, reconocieron totalmente que las lesiones anteriores fueron causadas por radiación de un amplio espectro incluyendo rayos X, microondas, radiación infrarroja, y ultravioleta. Ellos también enfatizan que el objeto descripto por las testigos simplemente no era identificable por ellos, nada más. También, la presencia de helicópteros planteó la pregunta de si el objeto podría haber sido un avión experimental de la fuerza aérea de Estados Unidos. Los puntos principales aquí son que (1) la radiación infrarroja y las microondas cortas probablemente produjeron las quemaduras, (2) las lesiones interiores probablemente fueron causadas por el efecto calorífico de las microondas más penetrantes, más largas, y (3) la pérdida de pelo era debida al efecto muy conocido de ionización de los rayos X con probablemente contribuciones de las microondas. Un plasma atmosférico produce un componente fuerte de rayos X por la desaceleración de electrones que chocan con moléculas y iones en el gas muy agitado, ionizado.  

Este proceso, conocido como Bremsstrahlung, también genera un amplio espectro  de fotones que tienen menos energías y correspondientemente las longitudes de onda más largas en acuerdo con las lesiones informadas en el caso Cash-Landrum 


PESANDO LA EVIDENCIA 

Se ha mostrado de fuentes científicas que las microondas de los OVNIs podrían dar cuenta de la mayoría de los efectos fisiológicos relatados por los testigos, salvo los casos mundanos como la observación visual y el sonido de rebote de balas. Para los sentidos de oído, olfato, gusto, y sensaciones, anteriormente se trataron los enigmáticos efectos que respondían a mecanismos específicos que son capaces de producirlos. Algunas interacciones entre las microondas y los órganos sensoriales parecen ser misteriosas, esto puede ser desconocido para el público general o incluso para los expertos en otros campos, pero son hechos bien establecidos. Además, se encontró mucha información que describe las interacciones cuantitativamente. Debe ser, a estas alturas, útil reunir dichos datos en la Tabla 1 y analizar las variadas restricciones impuestas por la fisiología sensorial. 

Examinando bajo la columna de umbrales en la Tabla1 los momentos culminantes de sensibilidad extrema por oír zumbidos en la frecuencia de 0.012 mW/cm2. Es una interesante pregunta porque dicha respuesta frecuentemente causa al testigo la necesidad de echar una mirada alrededor para investigar la fuente y descubrir un objeto en el cielo, si él no fue alertado previamente por el animal doméstico familiar. El sonido zumbante es consistentemente reportado y los correspondientes parámetros de campo son considerados típicos. Así un pulso en el rango de los 50 a 100 ciclos por segundo aproximadamente están implicados de acuerdo con la frecuencia de tonos de audio descritos como zumbidos. Este rango está por debajo del límite de los 1,000 seg.-1 requerido para inducir el sabor metálico. Para que los microondas se escuchen, estas deben estar entre 200 y 3,000 MHz y deben tener amplitudes de pulso de entre 1 y 100 microseg. pero probablemente más entre los  10 a 40 microseg. 

La sensación de calor empieza en los rangos de frecuencia superiores a las 2 mcal/cm2seg. Pero la comparación directa con los otros umbrales requiere una conversión en unidades compatibles que llevan al valor equivalente de 8,37 mW/cm2seg.31 Como este umbral de sensación de calor es aproximadamente 700 veces más alto que el auditivo, no es ninguna sorpresa que la sensación de calor esté restringida para casos de corto alcance, considerando que un OVNI a una distancia considerable puede oírse. Como se señaló previamente, el umbral para el sonido de alta frecuencia, siendo unas 22,000 veces mayor que para el zumbido, pondría en peligro al observador. Ninguna evidencia amplia podría encontrarse que permita una determinación de dichos umbrales. 

Acerca de la frecuencia de la radiación, hay un modelo de consistencia. Considerando que el oído requiere frecuencias de 200 a 3,000 MHz, la parálisis implica aproximadamente 3,000 mientras las lesiones internas requieren menos de 3,000. Todas las frecuencias son capaces de producir sonidos de alta vibración o frecuencia, sabor metálico, olores, calentamiento de conductores, y el shock eléctrico. Por consiguiente, estos efectos pudieron todos se generados dentro de los límites de frecuencia impuestos por el sonido zumbante. 

Por otro lado, algo único parece estar pasando cuando se generan ondas de choque, porque estas requieren frecuencias mayores a 60,000 MHz para acoplarse con las moléculas en la atmósfera. Una pista puede ser abordada en el caso de la llamarada azul sobre la que se informó en dos casos, pero esta pregunta es irresoluta. 

Tabla1 Sumario de parámetros infrarrojos y electromagnéticos

SENTIDOS
FISICOS

CAMPOS
ELECTRO
MAGNE
TICOS


Microondas?
Umbrales (Mw/cm2)
Frecuencia (MHz)
Rango de Pulso (Seg.-1)
Amplitud de Pulso (Microseg.)
Vista

No




Oído
Balas
No





Choque de ondas
Si
?
> 60,000
?
?

Baja frecuencia
Si
0,012
200-3000
50-100
1-100

Alta frecuencia
Si
2183
Cualquiera
Cualquiera
Cualquiera
Olfato

Si
?
Cualquiera
Amplificados
Cualquiera
Gusto
100 mAmp
Si
< 13.1
Cualquiera
<1.000
Cualquiera
Sensaciones
Calor
Si
8.37
30;000
Cualquiera
Cualquiera

Objetos calientes
Si
?
Cualquiera
Cualquiera
Cualquiera

Shock eléctrico
Si
?
Cualquiera
Cualquiera
Cualquiera







TRASPASANDO LOS
SENTIDOS FÍSICOS





Parálisis

Si
?
@3;000
>500 amplif.
Cualquiera
Daños
Quemaduras
Si
?
30;000
Cualquiera
Cualquiera

Internos
Si
?
<3,000
Cualquiera
Cualquiera

Caída de cabello
No







CONCLUSIONES 

El estudio cuidadoso de los casos OVNI  puede revelar detalles considerables en las respuestas sensoriales de los testigos.. 

Además, un estudio paralelo de literatura científica en una variedad de temas a veces descubrirá mecanismos específicos que pueden ser responsables de los efectos informados. Finalmente, los datos experimentales en la literatura u obtenidos por el investigador puede proporcionar información cuantitativa sobre las respuestas fisiológicas y los parámetros del campo OVNI. Se ha encontrado que la mayoría de los efectos de los OVNIs en personas pueden atribuirse a un campo complejo que consiste en dos componentes, a saber,: 

1. Un campo electromagnético en la región de las microondas teniendo:

a) una frecuencia en el rango de los 200 a 3,000 MHz. 
b) Un pulso repetido en el rango de frecuencia de los 50 a 100 seg-1. 
c) la amplitud del pulso de 1 a 100, más probablemente de 10 a 40 microseg. 

El cúmulo de respuestas fisiológicas empieza con una sensación de zumbidos en un rango promedio de potencia del orden de los 0.4 mW/cm2, pero pueden ser experimentadas intensidades de campo  muchas miles de veces más grandes que las que han sido experimentadas. 

2. Un campo magnético que varía ligeramente en intensidad, aproximadamente cada dos segundos. La intensidad para el testigo es del orden de los 1,000 gauss para los encuentros cercanos. 

Unas series extensas de experimentos de laboratorio y del campo podrían reducir el rango de incertidumbres en los parámetros de campo, y en el futuro llevar a una comprensión plena de los sistemas de propulsión OVNI. 

Los informes de OVNIs dan énfasis a dos puntos mayores: Primeramente, ellos se desplazan por el cielo sin la indicación de un sistema familiar de propulsión como hélices, motores a reacción, o cohetes. Ningún momento adquirido se transfiere a la atmósfera y hay una ausencia notable de aterrizajes violentos y ruidosos. Los objetos parecen desafiar la gravedad. El otro punto es su extraña manera de flotar en el aire. Los observadores frecuentemente son sobresaltados por una aceleración súbita que excede la experiencia normal por lejos, por las paradas instantáneas y los ángulos rectos en los que doblan a velocidad alta. No sólo los OVNIs parecen ser anti-gravitacionales sino que también ellos se comportan como si no tuvieran inercia. 

En la Teoría General de la Relatividad, el  Dr. Albert Einstein postuló el Principio de Equivalencia. Declara que la propiedad de la materia, llamada masa, es la que responde a las fuerzas gravitatorias o a las aceleraciones. Para el lector inclinado a las matemáticas significa que el "m" pequeño en la ecuación gravitatoria universal (F = GmM/r2 es idéntico al "m" pequeño en la ecuación inercial (F =  ma). Esa identidad se ha demostrado en experimentos satelitales con una precisión de 1 parte en 1014. ¿que significa esto? ¡Si un método debe desarrollarse para anular el efecto de gravedad, habría automáticamente y necesariamente una nulificación inercial.! Un OVNI desplazándose que directamente derrota a la gravedad tendría una habilidad inherente de volar sin las restricciones familiares de la inercia. 

Es de hecho notable que esto se testimonió en todos los países, idiomas, y en niveles educativos que van desde avanzados a básicos, han estado describiendo el fenómeno correctamente durante 40 años aunque muy pocos estaban al tanto de la Relatividad General. Nosotros no hemos escuchado bien. 


References & Notes

1 McCampbell, James M., “The Scientific Challenge of UFOs,” The MUFON UFO Journal, No. 194, April 1984.
2 Fowler, Raymond E., Casebook of a UFO Investigator, p. 45, Prentice-Hall, 1981, and Interplanetary Visitors, p. 12,
Exposition Press, 1974. Also see Salisbury, Frank B., The Utah UFO Display, p. 94, Devin -Adair, 1974.
3 Pratt, Bob, Editor, translated by James E. O’Brien, “GEPAN’s M ost Significant Case,” The MUFON UFO Journal, March 1984.
4 McCampbell, James M., UFOlogy, Chapter 4, Celestial Arts, 1973.
5 Basterfield, Keith and Bill Chalker, “New Physical Evidence Cases in Australia,” MUFON UFO Journal, No. 156, February 1981.
6 McCampbell, James M., “An Hypothesis Concerning the Origin of UFOs — Horses Under the Hood,” p. 37, Thesis-Antithesis, Proceedings of a Symposium sponsored by the Los Angeles Chapter of the American Institute for Aeronautics and Astronautics, September 27, 1985; and “UFO Technology and Technicians,” p. 109, The Golden Gateway to Astronomy, WAA/ALPO/AANC. Joint Conference on Astronomy, San Francisco, August 7–10, 1975.
7 Stevens, Wendelle C. and Paul Dong, UFOs Over Modern China, A Survey of the Phenomenon, UFO Photo Archives, 1983.
8 Fawcett, Lawrence and Barry J. Greenwood, Clear Intent, Prentice-Hall, 1984.
9 Lin, James C., Microwave Auditory Effects and Applications, Charles C. Thomas, 1978.
10 Ibid., p. 157.
11 McCampbell, James M., “Hum and Whistle a UFO Tune,” The MUFON UFO Journal, No. 205, February 1985.
12 McCampbell, James M., UFOlogy, p. 38.
13 McCampbell, James M., “A Taste For UFOs,” The MUFON UFO Journal, No. 205, May 1985.
14 Bujas, Zoran, “Electrical Taste,” Chapter 10, Handbook of Sensory Physiology, Volume IV, Part 2, Chemical Senses; Lloyd M.Beidler, Editor, Springer-Verlag, 1971.
15 McCampbell, James, UFO Interference with Radios, In press.
16 Hauck, Dennis W., Editor, “Pilot Experiences Electromagnetic Effects,” The MUFON UFO Journal, No. 107, p.11, October 1976.
17 Hynek, J. Allen and Jacques Vallée, The Edge of Reality, p. 89, Regnery, 1975.
18 Barron, Charles I. and Albert A. Baraff, “Medical Considerations of Exposure to Microwaves (RADAR),” Journal of the American Medical Association, Vol. 168, No. 9, pp. 1194–1199, November 1, 1958.
19 Hynek, J. Allen, Editor-In-Chief, “California Policeman Burned by UFO,” International UFO Reporter, Vol. 3, No. 9, p. 10, September 1978.
20 Vallée, Jacques, Passport to Magonia, Case 677, p. 313, Regnery, 1969.
21 McCampbell, James M., “UFO Interference With Automobile Electrical Systems, Part I: Headlights,” Proceedings of the 1976 CUFOS Conference, Lincolnwood, Illinois.
22 McCampbell, James M., “Overheating of Car Batteries,” The MUFON UFO Journal, No. 167, January 1982.
23 McCampbell, James M., “UFOs and Hot Rings,” The MUFON UFO Journal, No. 189, November 1983.
24 Hall, Richard H., The UFO Evidence, p. 73, NICAP, 1964.
25 McCampbell, James M., UFOlogy, p. 77.
26 McCampbell, James M., “Interpreting Reports of UFOs,” Proceedings of 1975 MUFON Symposium, Des Moines.
27 McCampbell, James M., UFOlogy, p. 75.
28 Milroy, William C. and Sol M. Michaelson, “Biological Effects of Microwave Radiation,” Health Physics, pp.567–575, Vol.20, June 1971.
29 Stringfield, Leonard H., Situation Red, The UFO Siege!, Doubleday, 1977.
30 Schuessler, John F., “Cash-Landrum Case: Speculation About the Medical Effects,” p. 108, MUFON 1984 UFO Symposium Proceedings.
31 A convenient approach is to convert watts and cal/sec. 1 erg = 1 erg x 1 BTU/1055 joule x 1 joule/107 erg x 252 cal/BTU = 2.39 x 10-8 cal. Then 1 watt = 1 joule/sec = 107 erg/sec x 2.39 x 10-8 cal/erg = 0.239 cal/sec and dividing through by 1,000 gives 1 mW = 0.239 mcal/sec. Hence the threshold = 2 mcal/cm2sec x 1 mW/0.239 (mcal/sec) = 8.37 mW/cm2.


[1] James McCampbell: Un Grado en la Universidad de California en ingeniería y física lo  llevó a una carrera de amplio rango en investigación y diseño en el campo nuclear y en proyectos de ingeniería, incluyendo el Simulador de Ambiente Espacial en la NASA Houston, protección  ambiental para las tuberías de Alaska, y trabajos para el Instituto de Investigación de Energía Solar. Finalmente en 1980 él estableció su propia compañía de mercadeo trabajando como consultor. 
Involucramiento con el fenómeno OVNI: Como podría esperarse de semejante currículum, su acercamiento al fenómeno de UFO ha sido consistentemente pragmático: "Las civilizaciones que en el presente son desconocidas para la humanidad pueden existir en algún sentido extra-dimensional a través del cual los OVNIs penetran en nuestro reino de existencia; sin embargo, ellos comparten totalmente de nuestra realidad física mientras ellos están bajo nuestra observación. Cuando ellos actúan recíprocamente con el ambiente físico, ciertamente deberían estudiarse detalles de tal interacción de un punto de vista científico. 
No deben buscarse explicaciones en los reinos de  la religión, psicología, biología, lo paranormal, o lo oculto, "aunque éstas son líneas válidas de cuestionamientos como corolario a los avistamientos OVNI". Él ha sido el Director de MUFON desde 1975. 
Publicaciones en Ovnilogía:, Nuevas Visiones De la Ciencia y sentido común (1973) no sólo es una expresión de la posición anterior, sino que también es ampliamente respetada como uno de las contribuciones más constructivas a la literatura OVNI científica. Esto ha sido complementado por numerosos artículos en MUFON UFO Journal y en otras publicaciones. 


Autor: Gustavo Cia

Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio