EL gran plan de la ONU para controlar Internet



Rusia mantiene un discurso ‘aparentemente’ en pro de la libertad de expresión, sin embargo en la práctica junto con China y otros países totalitarios respaldan el restringir la libertad de expresión en Internet.Cuando los delegados se reúnan en Dubai en diciembre para una oscura reunión interinstitucional de la ONU, se espera que la discusión sea intensa sobre la propuesta de reescribir las reglas globales de telecomunicaciones para entregar el control de Internet a las Naciones Unidas.
Rusia, China y otros regímenes totalitarios respaldan el colocar el Internet bajo la autoridad de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), una agencia de la ONU que establece normas para las llamadas telefónicas internacionales.
La colocación de la Internet bajo control de la ONU destruiría la naturaleza del
ciberespacio, que en la actualidad promueve el comercio abierto y la libre expresión.
Esto podría dar luz verde a algunos países a tomar medidas enérgicas en contra los disidentes que perderían toda posibilidad de expresión.
Observadores aseguran que los regímenes autoritarios respaldarán la medida. "... hay mucho descontento con la forma en que Internet es gobernada y los EE.UU. tendrán que lidiar con eso en algún momento." dijo James Lewis, director del Programa de Tecnología y Política Pública en el Centro con sede en Washington para Estudios Estratégicos e Internacionales. Lewis dijo que aún hay una abrumadora percepción de que los EE.UU. posee y gestiona el Internet, lo que no es así. Los opositores tienen un "argumento de peso" para crear una autoridad mundial para gestionar la Internet, dijo Lewis, pero "tenemos que encontrar la manera de acomodar las leyes nacionales de una manera que no sacrifique los derechos humanos".
Terry Kramer, el enviado especial de EE.UU. para las conversaciones, ha expresado la posición de Washington de oponerse a las propuestas de Rusia, China y otros países para ampliar la autoridad de la UIT para regular Internet.
"Internet ha crecido precisamente porque no ha sido micro-gestionada o sea propiedad de alguna organización gubernamental o multinacional", dijo Kramer un foro reciente.
"No hay una oficina central a Internet. Su apertura y la descentralización son sus puntos fuertes."
El jefe de la UIT, Hamadoun Touré, dijo que su agencia tiene "la profundidad de la experiencia que viene de ser la más grande organización intergubernamental establecida del mundo." Touré escribió en el periódico británico The Guardian que cualquier cambio en la regulación debe "expresar la voluntad común de los principales interesados de la UIT" y "encontrar soluciones beneficiosas que actúen como un catalizador positivo".
Pero Harold Feld de la organización estadounidense no gubernamental Public
Knowledge dijo que las nuevas normas podrían tener consecuencias devastadoras.
"Estas propuestas de Rusia y varios estados árabes, por primera vez abrazarían explícitamente el concepto de que los gobiernos tienen el derecho de controlar las comunicaciones en línea y perturbar los servicios de acceso a Internet", dijo Feld en un blog. "Esto podría cambiar la tendencia de los últimos años que este tipo de acciones violan los derechos humanos fundamentales".
Paul Rohmeyer, que sigue a la ciberseguridad en el Instituto Stevens de Tecnología, se refirió a una "sensación de ansiedad" sobre el encuentro, en parte debido a la falta de transparencia. Él dijo que no estaba claro por qué la UIT está siendo considerado para tomar un rol en la Internet.
"La UIT ha sido históricamente un órgano de establecimiento de normas y sus raíces están en la industria de las telecomunicaciones. No estoy familiarizado con algo que haya hecho por la Internet", dijo Rohmeyer.
Y el analista señaló que la importancia de extender la "gobernanza" de Internet a la UIT sigue siendo poco clara. Rohmeyer dijo que no estaba claro si la conspiración estaba a la mano, pero que "la sugerencia de que la Internet es un lugar peligroso podría ser utilizado para justificar un mayor control".
Los observadores también están preocupados por la propuesta de los operadores europeos de telecomunicaciones que buscan trasladar el costo de la comunicación de la parte que recibe al remitente. Esto podría significar enormes costos para gigantes de Internet como Facebook y Google, pero también para cualquiera que posea un sitio web...
"Esto crearía una nueva fuente de ingresos para los regímenes corruptos y autocráticos y elevar el costo de acceso a sitios web internacionales y la información en la Internet", dijo Eli Dourado de la George Mason University."

Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio