Eleonora la primera vampiresa de la nobleza



Drácula, un vampiro que atacaba a sus victimas para alimentarse con su sangre, su historia es mundialmente conocida, pero esta historia, es solo una historia de miedo imaginada por un escritor irlandés, pero el descubrimiento de unas sepulturas, ha conducido a los arqueólogos y a los forenses a nuevas pistas ¿Puede que los vampiros hallan existido realmente? ¿Talvez el personaje de Drácula se halla inspirado en un personaje real, de una princesa austriaca por ejemplo?

En la ciudad de Cesky Krumlov, que se encuentra en el corazón de Europa, en la Republica Checa, no lejos de la frontera Austriaca, en Bohemia del Sur, un equipo de arqueólogos de Praga, realizó un descubrimiento fuera de lo común. Tres esqueletos enterrados de una forma muy extraña. Al director de las excavaciones, Michal Ernée, le llamó inmediatamente la atención la disposición de los cuerpos. En el caso de un enterramiento cristiano, los cuerpos son dispuestos en un eje este oeste, pero en este caso, los cuerpos se encontraban orientados en un eje norte sur. Cuando se exhumaron completamente los esqueletos, se comprueba que unos de los cuerpos ha sido decapitado, su cabeza colocada entre las piernas y una piedra se encuentra emplazada en su cavidad bucal y grandes piedras planas aplastan los miembros de los tres esqueletos.

El estudio antropológico, permite descubrir que se trata de tres individuos de sexo masculino.
El primero tenía un agujero entre los dientes, que podría deberse a un hábito de fumar con pipa, el segundo, el que tenía la cabeza entre las piernas, no tiene las primeras vértebras cervicales, lo que podría llevar a pensar que se trataba de una decapitación. Recordemos que la decapitación se practicaba a los cadáveres de los vampiros, afín de impedir que regresasen de la muerte.

Reiner Köppl, Historiador de la Universidad de Viena, se interesa por este descubrimiento y quiere saber más sobre el tema. Busca entonces pruebas de esta manera de proceder.

En la primera mitad del siglo XVIII, numerosas regiones de Europa estaban aterrorizadas por la epidemia de vampirismo. El pueblo había desarrollado métodos para protegerse de estas criaturas. La gente pensaba que los vampiros salían de sus tumbas por la noche para chupar la sangre y la energía vital de sus victimas, por lo que abrían los ataúdes retirando los cadáveres sospechosos y quemándolos. Pero esta práctica llamaba demasiado la atención, por lo que se inventaron otros rituales, para que pudiesen seguir manteniendo a los vampiros en sus tumbas, los cadáveres sospechosos son exhumados empalados, decapitados y la cabeza es colocada entre las piernas, esto ultimo se realizaba con la idea que el vampiro no pudiese volverla a colocar en su sitio. Se colocaba una piedra entre las mandíbulas para que el vampiro no se pusiera a masticar, el ruido producido por la “masticación” de los muertos, era considerado como uno de los primeros síntomas de Vampirismo, las manos son atadas con un rosario y los miembros aplastados por grandes piedras, con el fin de condenar a los muertos vivientes al inmovilismo.  

Todos los detalles, llevan a pensar que a estos tres cadáveres se le realizaron este tipo de rituales, estas personas eran sospechosas de vampirismo.

En el instituto medico legal de la Universidad de Viena, Chistian Reiter, uno de los más importantes antropólogos forenses, examinó los esqueletos para precisar cuando fueron enterrados. Se le realizan pruebas de carbono 14 y se descubre que este enterramiento correspondería a hace unos 300 años, por lo que habría muerto sobre el año 1700 a 1750. El primer esqueleto carece de algunas vértebras cervicales, lo que podría deberse a que habría sido colgado o que podría haber sido decapitado. El segundo esqueleto probablemente habría sido empalado, pues se le observa una lesión en el esternón justo en el lugar donde se encuentra el corazón.

Existían por lo tanto realmente los rituales vampíricos en el siglo XVIII. El medico Franz Pufendoft, uno de los médicos más famoso de esa época así lo creía, pensaba que se podía considerar al vampirismo como una cosa real desde vista médico, en uno de sus informes podemos leer “... el ataúd de Dorotea inhumado después de 129 días, ha sido abierto, la cara estaba en estado de putrefacción, pero las manos y los pies podrían ser las de una persona viva, la mitad superior del cuerpo se encuentra también totalmente intacta...”. Incluso de habla del crecimiento de las uñas y del pelo.

Pero todos los vampiros de esta época eran pobres, ¿como puede ser que una noble fuese atacada por este mal?

Para saber más, tenemos que buscar en los dossiers del castillo de Cesky Krumlov, dossier que miden más de 10 km. Allí podemos encontrar un informe que hace referencia a una princesa de nombre Eleonor.

La princesa Eléonore Elisabeth Amalia Magdalena Von Lobkowicz, nace el 20 de junio de 1682 en Mělník en la Republica Checa y fallece el 5 de Mayo 1741 en el palacio de Schwarzenberg en Viena. Se casa con el príncipe Adam Franz Karl Eusebius von Schwarzenberg en 1701. Viven juntos una vida principesca, repleta de fiestas de todo tipo y de riquezas innumerables. Pero esto, no va a durar toda para siempre y la vida de Eleonor toma de repente una dirección distinta.

Eleonor al igual que su marido, le apasiona la caza, organizan inmensas batidas en sus territorios, matando a todo animal que se mueve, excepto a uno, el lobo. ¿Porqué? Porque lo prefería vivo, ya que Eleonor no había podido dar ningún heredero a su marido y piensa que bebiendo la leche de este animal podrá darle un hijo, ya que existía la leyenda de que la leche de este animal reforzaba la fertilidad.

En el pueblo, comienza a correr los rumores, respecto a los aullidos de lobo proveniente del castillo. En toda Europa, en esta época, la creencia era que el lobo tenía una complicidad con el diablo. Pasaban por los aliados de Satán e incluso por los discípulos de los vampiros.

En la época, la medicina decía, que la leche de lobo fortalecía los órganos genitales femeninos y favorecía la concepción de niños. Talvez el origen de esta creencia pueda encontrarse en la leyenda de Rómulo y Remo, los fundadores de la ciudad de Roma. Eleonor sigue este tratamiento durante años, hasta que finalmente en 1722 y a la edad de 41 años, da ha luz ha un heredero, a un niño.

En 1732 su esposo muere en una cacería cerca de Praga, a manos del Emperador Carlos VI. A partir de entonces, su hijo con solo 10 años, es criado por el emperador en Viena.

Después de la muerte de su marido, Eleonor recibe una renta anual de 150000 florines, el equivalente de unos 500.000 Euros. Pero Eleonor comienza a gastar unas sumas astronómicas en distintos asuntos, sobre todo en productos para preparaciones farmacéuticas. Eleonor es sumamente sensible a las creencias supersticiosas y al ocultismo y esto se va acentuando con la edad. Hasta la actualidad en el castillo, se ha preservado un rollo de sortilegios, lleno de formulas destinadas ha conjurar a todo tipo de espíritus. Este tipo de ritual, solía preceder a los tratamientos médicos que le efectuaban. Pero su estado se va degradando paulatinamente, pese a la visita de los numerosos médicos, los más famosos de la época, que no dejan de prescribirle sangrías, con la intención de purificar su cuerpo y su alma. Aún se conservan en el castillo, las listas de los medicamentos que se le prescribían. Entre otros medicamentos se le recetaba, ojos de crustáceos (fósiles que se empleaban para la eliminación de ácidos nefastos) esperma de ballena (extraído de la cabeza del cachalote, una sustancia que se ha empleado hasta el siglo XX para la preparación de pomadas) y el cuerno de unicornio (que podían ser o bien dientes de mamut fosilizados o bien de narval)

Solo la receta del 30 de abril de 1739, menciona la composición de unos 60 productos en su preparación. El 30 de abril no es un día como los otros, es la noche de walpurgis, la noche de las brujas.

Eleonor al parecer, creía en el poder de los demonios y su equilibrio mental comienza a ponerse en duda, pero nadie se atreve a hablar abiertamente de su enfermedad.  

Finalmente se le traslada a Viena, para ser tratada por otros médicos, pero estos no dan ningún diagnostico y piensa que se puede tratar de una enfermedad sobrenatural. Poco tiempo después el 5 de mayo de 1741 a las 6 de la mañana Eleonor fallece en su palacio de Schwarzenberg.

Después de su muerte y de forma inhabitual para su rango, se le realiza una autopsia. 9 horas solo después de su muerte, el mejor médico del reino, comienza la autopsia, consignando los mínimos detalles. “Hoy 5 de mayo de 1741, a las 3 de la tarde, se le realiza la autopsia a la princesa, lo que se observa nada más comenzar es que su corazón y sus órganos se encuentran en mal estado. En el intestino grueso, hemos encontrado un tumor del tamaño de la cabeza de un niño.....”. Los honorarios de los médicos se elevaron a 3.000 florines, lo que equivaldría en nuestros días a unos 90.000 Euros, una suma astronómica, para el trabajo efectuado.

La autopsia y otros documentos que se encuentras en los archivos, ha facilitado la reconstrucción de los últimos días de la princesa. A partir del mes de agosto de 1940, es decir aproximadamente un año antes de su muerte, el estado de la princesa empeora drásticamente. Sufre dolores en el pecho, para intentar aliviar este dolor, fuma tabaco. Sin apenas apetito, va perdiendo peso paulatinamente. Durante la noche, las ventanas de la habitación de Eleanor se iluminan cada vez con más frecuencia, la princesa sufre de insomnio, el rumor de que la princesa solo vive durante la noche, no tarde en propagarse por el burgo.

En varias ocasiones se llama al medico Franz Pufendoft, medico personal de Carlos VI y que dirigió numerosas comisiones de investigaciones sobre los fenómenos vampíricos. Como otros médicos de la época, estaba convencido del riesgo de contagio por los vampiros, y la princesa presentaba todos los síntomas que se le atribuían al mal de los vampiros, estaba agotada, sin fuerzas, pálida, desorientada. Por primera vez la nobleza ha sido alcanzada por este mal.

El castillo es cerrado a cal y canto. Día y noche guardias realizan la ronda en el edificio. El miedo y el terror se propagan, todo esto produce el cultivo ideal para las historias de vampiros, que se propagaron a unos cuantos kilómetros de la ciudad de Cesky Krumlov, durante los últimos años de la vida de Eleonor.

Después de su muerte en Viena, su cuerpo es llevado a Cesky Krumlov. Normalmente los Schwarzenberg, era enterrados en una sepultura familiar en una iglesia de Viena, pero en los registros de esta iglesia, no aparece Eleonor, que fue enterrada en otro lugar, de acuerdo con los supuestos últimos deseos de la princesa.

Nadie del clero asistió a su entierro, que finalmente se produjo en la capilla de San Juan de Nepomuceno de la iglesia de Cesky Krumlov. El cortejo funerario dejó el castillo a las 8 de la noche dirigiéndose hacia la iglesia.

Parece ser,  que Eleanor estaba emparedada en su ataúd, lo cual es bastante inusual. La entrada de la tumba, estaba cubierto con una capa de tierra y una losa de varias toneladas de peso.

El miedo después de la muerte de Eleonor se extiende por el pueblo, ¿quien ha podido contaminar a la princesa? La gente se agrupa para capturar a los vampiros. Se decía que cuando un caballo negro montado por un joven se encabritaba delante de una tumba, en esta se encontraba un vampiro. Pero los habitantes de  
Cesky Krumlov sabían donde buscar, pues se decía que los que se suicidaban podían ser vampiros. Las crónicas cuentan que existían tres posibles candidatos. Paul Has, Philippe Pauer et Urban Filer.
Talvez finalmente los nombres de los tres misteriosos esqueletos encontrados.

Fin.


****Según Chistian Reiter, el efecto de masticación se debe a: “cuando el liquido de descomposición se escapa de la boca y de la nariz, debido a la presión de los gases, (.....) remonta del sistema digestivo superior y de los pulmones, este fenómeno produce un ruido y cuando un cadáver se aproxima a su estado de descomposición, se puede oír un sonido similar al de la masticación incluso perceptible a través de la tapa del ataúd”.

Comentarios

  1. Alguien conoce sobre la princesa vampiresa Llamada Maya o Malla? es peliroja, hermosa, masomenos 17 años, ocupo encontrarla, help me plox

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio