El ser vivo más anciano del planeta es mediterráneo y en gran parte español


Por: Isidro Calderón Muñoz


Científicos de la Universidad de Australia Occidental lograron secuenciar el ADN de una planta marina llamada Posidonia Oceánica que se localiza principalmente en unas cuarenta praderas submarinas localizadas en el Mediterráneo en un área que abarca los dos mil kilómetros que distan España de Chipre. 
 
Pradera de Posidonia
Los resultados del análisis daban a entender que la Posidonia poseía una edad entre los 12.000 y los 200.000 años y que existían grandes posibilidades de encontrar algunos ejemplares vivos de unos 100.000 años. Hasta la fecha el ser vivo más longevo encontrado era otra planta acuática localizada en Tasmania con ejemplares vivos de unos de 43.000 años.
Carlos Duarte Quesada
Uno de los responsables del estudio ha sido el profesor Carlos Duarte Quesada, Director del "Ocean Institute" de la University Western of Australia e Investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España,  añadió que esta planta marina ha llegado a ser “tan anciana” debido a que su sistema reproductivo es asexual y por lo tanto genera clones de sí mismo. Asegurando además que los organismos que se reproducen sólo sexualmente se van degradando inevitablemente generación tras generación. Por su parte, la Posidonia se está reproduciendo de manera continua ya que es capaz de almacenar nutrientes dentro de sus ramas aunque las condiciones no sean óptimas para su crecimiento. Además, los organismos que se clonan a sí mismos transmiten los mejores genomas a cada generación sucesiva, lo que produce que la vida de los mismos pueda ser casi infinita. El proceso de clonación de las Posidonias está basado en la división de las zonas donde se lleva a cabo la producción de las nuevas células, llamadas meristemos. Otro aspecto esencial de este proceso se encuentra en el lento crecimiento de los llamados rizomas, que son básicamente sus tallos. Estos rizomas crecen a razón de un centímetro al año produciendo a su vez millones de plantas a partir del mismo clon, con lo que el contacto queda asegurado durante miles de años debido a su débil degradación.
Las áreas ocupadas por esta planta marina en el Mediterráneo abarcan casi 10 millas y su peso total puede superar perfectamente las seis mil toneladas. Pero aunque es uno de los organismos más resistentes del planeta Tierra, la contaminación del Mare Nostrum, el desarrollo y explotación de su litoral, y el calentamiento global están produciendo una disminución palpable de su tamaño.  Según Duarte, las perspectivas para esta especie no son nada halagüeñas, pues la calidad del agua del Mediterráneo ha empeorado ostensiblemente debido a la masificación de la construcción en el litoral, que añadida al cambio climático y ante la imposibilidad de que los organismos se muevan lentamente hacia latitudes mayores y más frías – como ocurre en otros lugares del mundo con problemática parecida -  ya que el Mediterráneo está cerrado por el norte por el propio continente europeo, el pronóstico se presenta muy negativo. 
Según las conclusiones del estudio la superficie ocupada por la Posidonia Oceánica disminuye un 5% anualmente.
Pero a pesar de esta situación recesiva para la Posidonia, en su larga existencia ya ha pasado por varios cambios climáticos y situaciones verdaderamente complicadas, por lo que es casi imposible que tras miles de años de existencia su continuidad vital pueda concluir. Ojalá sea así y pueda seguir siendo la venerable abuela de la Naturaleza.
 


Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio