7 Interferencia con los vehículos.



El Señor Rodeghier presenta un número limitado pero al menos determinante de informes de OVNIS concerniente a los efectos sobre el alumbrado eléctrico, en automóviles y otros aparatos.
Estos informes se encuentra durante todo el periodo contemporáneo en estudios de OVNIS (desde 1947) y proceden de todo el mundo, si bien (como la mayoría de informes de OVNI), provienen mayoritariamente de las naciones occidentales.
Entre estos informes, ha llamado en particular la atención, aquellos en los que se encuentran implicados una interferencia con un vehículo (esencialmente un coche).
Uno de estos casos se examina a continuación.
Un análisis más completo de los casos de interferencia con vehículos es presentado en el informe del Señor Rodeghier (1981). (Ver sección 15).
Haines City, Florida, 20 de marzo de 1992.
Basándose en el informe original del MUFON, el Señor Rodeghier presenta el resumen del caso siguiente.
El 20 de marzo de 1992, alrededor de las 3,50 horas de la mañana, el Señor Luís Delgado, agente de policía de Haines City, Florida, cuando estaba comprobando los comercios de la ciudad y después de haber girado en la calle 30, observa una luz verde en su retrovisor.
Dicha luz, algunos segundos más tarde, ilumina el interior de su vehículo.
El objeto se desplaza lentamente cerca del coche, circulando varias veces entre su lado derecho y la parte delantera de su vehículo.
El Señor Delgado llama a la central de policía sobre las 3,52 horas de la mañana para solicitar refuerzos y dice: “algo persigue el coche”.
Cuando el objeto se desplaza delante de su coche por tercera vez, el Señor Delgado deja la carretera.
Entonces el motor, los faros y la radio del coche de patrulla dejan de funcionar.
El objeto mediría unos 4,5 metros de largo y en su parte central, mediría alrededor de 1 metro de alto.
Era de un extraño color verde y el color parecía “deslizarse sobre la superficie”.
El objeto flotaba a 3 metros del suelo.
Cuando se detuvo el objeto, iluminó el interior del vehículo, con una luz blanca deslumbrante.
En ese momento, el Señor Delgado sale del coche, e intenta comunicarse con la central de policía con su walkie-talkie, pero este no funciona.
Se da cuenta, que el aire de su alrededor se ha enfriado y puede ver la condensación de su respiración.
Más tarde se comprobó en los archivos meteorológicos, que la temperatura en ese momento era de 60 grados Fahrenheit (15,5 grados centígrados).
Poco tiempo después, el objeto vuela a una fantástica velocidad y se aleja en dos o tres segundos desplazándose muy cerca del suelo.
Otro policía que llegó justo después de la marcha del objeto, encontró al Señor Delgado sentado en su coche, con la puerta izquierda abierta y un pié apoyado en el suelo.
Temblaba y lloraba y era incapaz de hablar.
Finalmente, acaba por recuperarse y realiza un informe sobre el incidente.
El coche patrulla funciona normalmente después del suceso y el Señor Delgado no sufre ningún problema de salud.
El examen de las llamadas a la central de policía, indica que el suceso duro entre 2 y 3 minutos.
El Señor Rodeghier señala, que el caso de Haines City es típico de los casos de interferencia con un vehículo en el que coinciden los siguientes puntos: el objeto se encontra bastante cerca del testigo (un caso de “encuentro cercano”), el objeto era de un tamaño reducido, el objeto proyecta un rayo de luz al interior del vehículo, el testigo no sufrió ningún daño, el testigo siente efectos anormales (aquí el enfriamiento del aire), finalmente, el objeto se aleja a una gran velocidad.
El Señor Rodeghier informa, de que numerosos casos análogos han sido comunicados y que él habría preparado un catálogo de 441 casos de interferencia con un vehículo (Rodeghier, 1981) (ver sección 15).
Es importante señalar, que los motores diesel en estos casos son muy raramente afectados (menos de 1% de los casos).
A continuación el Señor Rodeghier, avanza varias hipótesis para explicar este fenómeno:
1.- El encendido o cualquier otro sistema eléctrico ha podido ser perturbado por una fuerte electricidad estática o un campo magnético.
2.- El encendido de mezcla, aire gas a podido ser alterado por ionización de aire ambiente.
3.- Se ha impedido al carburante, de una manera o de otra, de entrar o salir del carburador.
4.- El funcionamiento del motor ha podido ser perturbado por un campo eléctrico provocado por un campo magnético alternativo, quizás de baja frecuencia.
Esta claro que pruebas en laboratorios realizados sobre motores de automóviles podría manifestarse muy productivos.
Algunas pruebas de esta naturaleza han sido ya realizadas.
El equipo del Proyecto Colorado (Condo & Gillmor, 1969) intentó determinar el efecto de un campo magnético estático sobre la simulación de un sistema de encendido de los coches.
Descubrieron que las bugías siguieron funcionando en un campo magnético estático tan elevado como de 20 kilo gauss.
El equipo del Proyecto Colorado examinó igualmente la posibilidad de que un automóvil, implicado en este tipo de casos, podría presentar una alteración de su magnetismo remanente (su “impronta magnética”), pero encontraron que esto no se había producido en los casos que habían estudiado.
El Señor Rodeghier señala que las pruebas realizadas por los investigadores australianos sobre los vehículos implicados en dos sucesos (Adelaida, Australia del Sur, 1977 y Liverpool Creek, Queensland, 1979), no revelaron tampoco modificaciones del magnetismo remanente.
Por contra, Randles y sus colegas (Randles, 1979) descubrieron una variación del magnetismo de un vehículo implicado en un suceso que tuvo lugar en Thaxted, Essex, Inglaterra en 1977.
El comité encuentra estos informes interesantes.
Para contribuir al análisis de este tipo de casos, los científicos habrían deseado disponer de pruebas de diferentes tipos y especialmente de testimonios, pero también de informaciones más concretas como registros de radar, grabaciones de video etc.
Para más información sobre los casos de interferencia con un vehículo ver la sección 15.

Comentarios

Entradas populares de este blog