Las momias chinas – “Cuerpos fríos”


China, es una de las civilizaciones más antiguas del mundo y es hoy  un gigante que surge con frenesí en la economía de mercado.
Pero hoy, no os vamos a hablar de su economía, os descubriremos lo que investigadores chinos han denominado “cuerpos-fríos”.
Un largo estudio, efectuado por  arqueólogos, ha sacado a la luz un sinfín de datos extraordinarios.
“Nadie ha hecho un descubrimiento parecido a este, nunca antes se había podido ver algo parecido, un descubrimiento único en el mundo”. Esto, es lo que proclaman los arqueólogos descubridores de las momias chinas de las cuales os vamos a hablar.
Cuerpos con más de 2.000 años, que han resistido el paso del tiempo como ningún otro, son los mejor conservados, pues han escapado misteriosamente, de la desecación y  la putrefacción.
El significado de la palabra Momia es: Cadáver que naturalmente o por preparación artificial se deseca con el transcurso del tiempo sin entrar en putrefacción.
Por eso, los investigadores chinos los han denominado “cuerpos fríos”, ya que estos cadáveres no están desecados, como podrían ser las momias egipcias. 
Según el arqueólogo Charles Higham: -“Parecen vivos, tienen la misma elasticidad que podían tener antes de morir. Sus  intestinos y  órganos internos, son comparables a los que nos podemos encontrar hoy en día en cualquier cadáver conservado en un depósito, en cámaras de refrigeración. Nunca se ha encontrado algo equivalente, ni siquiera en Egipto”.
El cuerpo mejor conservado pertenece a una mujer, levantando una gran expectación en los medios especializados, ya que al parecer, podría  demostrar, que en la antigua China, se creía en el más allá.

-“Ellos, se dieron cuenta de que la inmortalidad se encontraba a nuestro alcance, pero era necesario encontrar la formula adecuada”. Con estas palabras lo expuso el arqueólogo mencionado anteriormente.

En 1.972, cerca de la ciudad de Changsha en Hunan, se realiza un descubrimiento sorprendente. Unos obreros descubren un enterramiento muy antiguo que contenía los restos de una mujer,  y al parecer, podría llevar muerta, más de 2.000 años.
1
Cuando los arqueólogos se acercan al lugar, se dan cuenta que dicho cuerpo, es totalmente diferente a los encontrados hasta entonces.
Los expertos chinos se reúnen para determinar quien será la persona que debe efectuar la investigación, (ya que en esa época, en China, no era nada aconsejable cometer errores).
En principio, ninguno de los especialistas presentes, se atrevía contraer la responsabilidad de realizar la autopsia al cadáver.
Es finalmente, un joven forense, llamado Peng Longxiang quien decide realizarla y según sus propias palabras:- “tuve que olvidarme de que estaba en presencia de todas esas personas importantes y centrarme; me ofrecí voluntario para practicar la autopsia; ¡no podía fracasar, deseaba averiguar como murió esta mujer!”.

Los descubrimientos realizados en la autopsia, dejaron boquiabiertos a la comunidad científica, pues comunicó que dicha mujer, falleció hace más de 2.000 años. En su informe también constataba que estaba tan bien conservado, que la piel y tejidos mantenían la elasticidad y más extraordinario aun, que el cerebro, en la cavidad craneal, había disminuido de volumen, pero se encontraba intacto. Los órganos internos del tórax mantenían su posición natural y apenas existía deterioro, que la mayoría de estos órganos aun se encontraban llenos de sangre y que su peso corporal es de unos 75 kilogramos.
Hace más de 30 años de esta autopsia, y el cuerpo, aun sigue sorprendiendo a los investigadores del mundo entero, sobre todo por la flexibilidad de sus miembros, el movimiento de sus articulaciones, que ninguna otra momia  tiene.
Desgraciadamente, aun ningún investigador ha podido descubrir como estos llamados “cuerpos fríos” se han conservado en perfecto estado.
Los investigadores estaban prácticamente seguros que el nombre el cuerpo de mujer hallado en Mawangdui, podía ser el de una importante dama, llamada Sing-Jui, que había muerto unos 160 años antes de Cristo, siendo muy conocida cuando aun vivía.
Era una aristócrata, que había vivido con un lujo considerable, con gran pasión por la comida; todo esto se desprende de la infinidad de objetos encontrados en su tumba, y dentro de estos, bebidas y comida: frutas confitadas, peras, ciruelas, carne de buey, faisán, cordero… y una decena mas de animales, entre ellos, un esqueleto completo de cisne.
2




Según los investigadores, en el más allá, la intención de Shig-Jui era la de ser servida con el refinamiento que tuvo en vida, fue enterrada con un vajilla completa de mesa, de una calidad excepcional, siendo éste el servicio de porcelana china lacada mas completo que hasta la actualidad ha sido encontrado. Fueron hallados también múltiples figurillas, que representaban a sus servidores, que supuestamente, tendrían que servirla una vez llegada al más allá, y así no cambiasen las costumbres a las que estaba habituada en vida.

La tumba en la que fue hallada, era una enorme pirámide invertida con 12 metros de profundidad.
La mujer, estaba envuelta en una tela de seda muy prieta, que la envolvía una veintena de veces, privando este tejido que el cuerpo estuviera en contacto con el oxígeno, evitando así el desarrollo de bacterias. Esto no fue suficiente para las personas que la enterraron, pues el cuerpo así envuelto, fue emplazado dentro de cuatro sarcófagos, uno dentro del otro, herméticamente sellados por una espesa capa de laca, fue depositado en una  sala mortuoria; de seis metros de ancho y tres metros de profundidad, rodeadas de unas cinco toneladas de carbón vegetal, una capa de arcilla de un metro de espesor y quince metros de tierra; todo ello cubriendo la tumba. Esto permitió mantener una temperatura fresca y constante.
   
El sarcófago tenía una representación de ella, caminando hacia el más allá. Al parecer, era esposa del Marques de Daï.

Los investigadores, empezaban a creer, que podría deberse al azar  el estado de conservación del cuerpo, ya que todo el revestimiento de la tumba, no era suficiente explicación del perfecto estado de conservación; pero, dos años mas tarde, en 1.974 a 300 kilómetros del lugar del descubrimiento de la primera momia, se descubre en Jingzhou, otra momia, que presenta las mismas características de conservación.

Se trataba de un hombre, excepcionalmente bien conservado, al igual que la anterior, presentaba la piel suave, las articulaciones flexibles, los órganos elásticos, como si hubiera muerto la víspera, incluso se pudo analizar su sangre que era del tipo AB.
3
El profesor Wu Zhongbi, como jefe del equipo que realizó la autopsia, dijo: “nosotros, hoy en día, seriamos incapaces de realizar lo que consiguieron nuestros ancestros hace 2.000 años”.

En la boca de esta momia, se encontraba una pieza de arcilla que llevaba su nombre, la momia era del año 167 antes de Cristo, es decir, de la misma época que la de Shing-Jui.
Las dos momias que se han hallado mejor conservadas, habían sido enterradas en la misma época y a menos de 300 kilómetros de distancia.
Posteriormente en el año 2.002 en Lianyungang, en la costa, se encontraron cuatro sarcófagos, tres de ellos solo contenían huesos, pero el cuarto, contenía de nuevo otra momia de las mismas características y época de las anteriores.
Existe un antiguo texto, donde se explican los ritos de embalsamamiento, donde se determina que antes de cerrar el ataúd, se vertía un líquido, sin que se especifique su composición, esta sustancia, seguramente jugase un rol decisivo en la conservación del cuerpo.
En el sarcófago de Shing-Jui, se encontró un extraño líquido rojo amarillento en el que flotaba el cuerpo, ¿podría ser al que se nombra en los antiguos textos? Los estudios que se han realizado a este fluido, no han revelado gran cosa, es una solución ligeramente ácida que contiene Cinabrio y Sulfuro de Mercurio. El Cinabrio era utilizado en la antigua medicina china para aumentar la longevidad, y podría ayudar a destruir las bacterias de la piel. Los expertos no se ponen de acuerdo si el líquido fue depositado en la tumba o simplemente se trata de alguna filtración.
Sea como fuere, estas tres momias encontradas en tan buen estado, estaban cubiertas por líquido.
Según el forense Wu Zhongbi, jefe del equipo que había realizado la autopsia a la segunda momia encontrada, “este líquido, no puede ser un producto de conservación como los que utilizamos hoy en día, de hecho no existe dicho producto para conservar los cadáveres.”
Aun se desconoce lo que ha producido la conservación de estos cuerpos. Sea cual fuere la explicación sobre esto, incuestionablemente  los cuerpos ahí están y  tú, el lector, eres libre de formar tu propia teoría.

Comentarios

  1. ¿estaban momificadas o en estado de hibernacion?
    ¿hemos hecho una autopsia o un asesinato ?

    ResponderEliminar
  2. En un principio parece que era una forma de momificación. No hay ningún dato que nos haga pensar que estaban en estado de hibernación.

    ResponderEliminar
  3. En un principio, no temos datos para sospechar algo distinto a que estaban momificadas.
    Desde luego, sin son un caso muy curioso o extremadamente raros.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog