DOCUMENTOS DE WIKILEAKS INTERVENIDOS A STRATFOR. TRADUCIDO POR LUÍS SANTOS.


Londres – Hoy, Lunes 27 de Febrero, WikiLeaks empieza a publicar Los Archivos de Inteligencia Global – mas de cinco millones de e-mails del cuartel general de Texas de la empresa de ”inteligencia global” Stratfor. La fecha de los e-mails va desde Julio de 2004 hasta finales de Diciembre de 2011. Ponen al descubierto el funcionamiento interno de una empresa que oficialmente es una editora de inteligencia, pero proporciona servicios de información confidencial a grandes corporaciones, como Bhopal’s Dow Chemical Co., Lockheed Martin, Northrop Grumman, Raytheon y agencias gubernamentales, incluido el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, el Cuerpo de Marines de EEUU y La Agencia de Inteligencia de la Defensa. Los e-mails desvelan la red de informantes de Stratfor, estructura de sobornos (cómo pagar por la información), técnicas de lavado de dinero y métodos psicológicos, por ejemplo: “Tienes que controlarle. Control quiere decir económico, sexual o psicológico... Con ello pretendemos llevar nuestra conversación a tu siguiente fase” - Director General George Friedman a Reva Bhalla, analista de Stratfor, el 6 de Diciembre de 2011, sobre la forma de sonsacar información a un informante de la inteligencia israelí sobre el estado de salud del presidente de Venezuela, Hugo Chavez.
El material contiene información privilegiada sobre los ataques del gobierno de Estados Unidos contra Julian Assange y WikiLeaks y los propios intentos de Stratfor para destruir WikiLeaks. Hay más de 4000 e-mails en los que se menciona WikiLeaks o Julian Assange. Los e-mails también descubren cómo es el funcionamiento interno en las compañías de inteligencia (espionaje) privada en los Estados Unidos. Gobiernos y fuentes diplomáticas de todo el mundo dan información privilegiada a Stratfor sobre política global y sucesos a cambio de dinero. Los archivos de inteligencia global muestran como Stratfor ha reclutado una red global de informantes, los cuales son pagados a través de cuentas en bancos suizos y tarjetas de crédito pre-pagadas. Stratfor posee una mezcla de informantes encubiertos y oficiales (fijos), los cuales incluyen empleados del gobierno, empleados de embajadas y periodistas alrededor de todo el mundo.
El material muestra como trabaja una agencia privada de inteligencia, y como captan individuos para sus clientes, tanto corporaciones (grandes empresas) como gubernamentales. Por ejemplo, Stratfor monitoreó y analizó las actividades online (en Internet) de activistas de Bhopal, incluyendo el "Yes Men" (Andy Bichlbaum y Mike Bonanno), para el gigante químico estadounidense Dow Chemical. Los activistas piden (buscan) una indemnización por el desastre de gas de 1984 Dow Chemical/Union Carbide ocurrido en Bhopal, India. El desastre dejó miles de muertos, más de medio millón de personas afectadas, y daños permanentes (duraderos) en el medio ambiente.
Stratfor se ha dado cuenta, que su práctica de uso de sobornos en dinero negro, para conseguir información privilegiada es arriesgada. En agosto de 2010, el director general de Stratfor, George Friedman comunicó de forma confidencial a sus empleados: “Estamos pagando a un bufete de abogados para que creen unas reglas para Stratfor sobre la ley de prácticas corruptas extranjeras. No tengo intención de ser exhibido en publico una vez arrestado y no quiero que le pase a ninguno de los presentes”
El uso que hace Stratfor de información privilegiada para inteligencia pronto se convirtió en un esquema de hacer dinero de cuestionable legalidad. Los e-mails muestran que en 2009 cuando -el director gerente de Goldman Sachs, Shea Morenz y el director general de Stratfor George Friedman tuvieron la idea de “utilizar la información” que se conseguía a través de su red de información privilegiada para poner en marcha un fondo de inversión estratégica (un fondo de inversión estratégico del que los clientes son los propietarios) El director general George Friedman explicó en un documento confidencial en agosto de 2011, marcado como no compartir o comentar: “que StratCap para uso de nuestra información y análisis (Stratfor) para comerciar en una amplia gama de instrumentos geopolíticos, en particular bonos de gobiernos, monedas y similares. Los e-mails demuestran que en 2011 Morenz, de Goldman Sach invirtió sustancialmente más de 4 millones de dólares y accedió al Consejo de dirección de Stratfor. Durante 2011, una compleja estructura de empresas en paraísos fiscales que se extendía incluso hasta Sudáfrica fue creada, diseñada para hacer parecer que StratCap pareciese legalmente independiente. Pero confidencialmente, Friedman dijo a los empleados de Stratfor: “no penséis en StratCap como una organización externa. Será una parte...será útil para vosotros si por razones de conveniencia pensáis en ella como una parte de Stratfor y Shea como un ejecutivo más de Stratfor... ya estamos trabajando en simulaciones con porfolios y acciones” StratCap estará lista en 2012.
Los e-mails de Stratfor descubren a una compañía que tiene relaciones muy próximas con las agencias gubernamentales de Estados Unidos y que emplea a antiguos funcionarios del gobierno de Estados Unidos. Prepara las predicciones a tres años para el comandante del cuerpo de marines de Estados Unidos, y entrena a los marines de Estados Unidos y “otras agencias de inteligencia gubernamentales” en “convertirse en copias gubernamentales de Stratfor". El vicepresidente para la inteligencia de Stratfor, Fred Burton, fue un antiguo agente especial del servicio de seguridad diplomática del departamento de Estado, de Estados Unidos y fue su jefe adjunto en la división de antiterrorismo. A pesar de los lazos tan estrechos con el gobierno, Stratfor y agencias similares, operan en completo secreto y sin ningún tipo de control político y sin rendir cuentas a nadie. Stratfor dice que opera “sin ideología, agenda o inclinación nacionalista”. Sin embargo los correos electrónicos revelan que el personal de la inteligencia privada se alinean muy próximamente con las políticas del gobierno estadounidense e intercambian consejos con el Mossad – incluyendo a través de un canal de información en el periódico israelí Haaretz, Yossi Melman, quien conspiró con el periodista del Guardian David Leigh para, secretamente, y violando el contrato entre WikiLeaks y el Guardian, dar los cables diplomáticos de WikiLeaks a Israel.
Irónicamente, considerando las presentes circunstancias, Stratfor intentó beneficiarse de la moda que surgió desde que WikiLeaks hizo la desclasificación de Afghanistan, hacer dinero por revelar los secretos de otros. “¿Es posible para nosotros conseguir algo de esta moda de hacer mucho dinero revelando secretos de otros? Esto es una venta de terror evidente, lo que es una buena cosa. Y tenemos algo que ofrecer que no poseen las compañías de seguridad informática, principalmente nuestro objetivo es el contraespionaje y la vigilancia que Fred and Stick conocen mejor que nadie en el planeta... ¿Podemos desarrollar algunas ideas y protocolos basados en la idea de seguridad en la red de “filtraciones” que se centrasen en prevenir que los propios empleados filtren información confidencial... de hecho, no estoy seguro que sea un problema informático que requiera una solución informática”
Al igual que los cables diplomáticos de WikiLeaks, gran parte de la importancia de los e-mails será dada a conocer en el transcurso de las próximas semanas, a medida que nuestra colaboración y la del público buscando a través de ellos vayan descubriendo las conexiones. El lector descubrirá que aunque la mayor parte de los subscriptores y clientes de Stratfor trabajan en las fuerzas armadas y en los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Stratfor dio una suscripción complementaria al controvertido general Hamid Gul de Pakistán, antiguo director del servicio de inteligencia paquistaní, el ISI. Quien según los cables diplomáticos de Estados Unidos, planeó un ataque con artefactos explosivos improvisados a las fuerzas internacionales en Afganistán en 2006. Los lectores descubrirán el sistema interno de clasificación de e-mails usado por Stratfor el cual clasifica la correspondencia según la categoría “alpha”, “táctica” y “seguridad”. La correspondencia también incluye códigos para los nombres de personas de particular relevancia como ’Hizzies’ (miembro de Hezbollah) o ’Adogg’ (Mahmoud Ahmedinejad).
Stratfor hizo acuerdos secretos con docenas de medios de comunicación y periodistas – desde Reuters al Kiev Post. La lista de "Confederation Partners" (”cooperadores de Stratfor”) de Stratfor, a los cuales Stratfor se refiere internamente como su "Confed Fuck House" (”casa de putas”) están incluidos en la desclasificación. Mientras es aceptable para un periodista intercambiar información o ser pagado por otro medio de comunicación, como Stratfor es una organización de inteligencia privada al servicio de gobiernos y clientes privados, esta relación es corrupta o corrompe.
WikiLeaks también ha conseguido la lista de informantes de Stratfor y en la mayoría de los casos archivos de sus sobornos, incluyendo los $1,200 pagados mensualmente al informante "Geronimo", del lo cual se encargaba el exagente Fred Burton del Departamento de Estado de Stratfor.
WikiLeaks ha creado una relación para la investigación con más de 25 medios de comunicación y activistas para informar al público sobre esta inmensa masa de documentos. Los medios tuvieron acceso a una sofisticada base de datos desarrollada por WikiLeaks para la investigación y junto con WikiLeaks hay periodistas evaluando estos e-mails. Importantes revelaciones descubiertas usando este sistema aparecerán en los medios de comunicación en las próximas semanas, junto con la liberación gradual de los documentos originales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio

Ensayo: La problemática ambiental a nivel mundial