El origen extraterrestre de la Era de Hielo

Por Isidro Calderón

Una nueva teoría apunta a que la causa del cambio climático extremo se debió al impacto de un cometa o asteroide en Quebec, Canadá.


Los científicos tienen la certeza de que hace 12.900 años un cataclismo enfrió el planeta, extinguió a grandes mamíferos y posiblemente influyó en la evolución del hombre hacia una especie cazadora-recolectora.


Hasta ahora se creía que la causa de esta catástrofe natural había sido el desprendimiento de una gran capa de hielo de América del Norte que liberó ingentes cantidades de agua dulce sobre el océano.

Sin embargo, nuevas evidencias de gotas de roca fundida, y luego solidificada, expulsadas por un impacto en esa época (también llamadas esférulas), apuntan a que el origen del desastre fue, más bien, el impacto de un cometa o asteroide en Quebec, Canadá.

La nueva teoría, formulada por investigadores de la Universidad de Dartmouth, en Hanover, Estados Unidos, revela que los hechos pudieron haber ocurrido al inicio del periodo Joven Dryas o Dryas Reciente, el cual marcó un cambio global abrupto a un clima frío, más seco, con efectos de largo alcance sobre los animales y los seres humanos.

Con los drásticos cambios, grandes animales de Norteamérica desaparecieron, como los mastodontes, camellos, perezosos terrestres gigantes y gatos dientes de sable. De otra parte, el grupo de cazadores humanos, el pueblo Clovis, abandonó las lanzas de alta resistencia y migraron hacia una dieta de subsistencia basada en raíces, bayas y cazas menores.



"El enfriamiento durante el Dryas Reciente afectó a la historia humana de una manera profunda", afirma el profesor de Dartmouth Mukul Sharma, uno de los coautores del estudio, cuyos hallazgos se publican la próxima semana en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'. "Las tensiones ambientales también pueden haber causado que los Natufiense (cultura difundida entre se establecieran por primera vez en el Cercano Oriente y practicarán la agricultura", agrega el experto.

 Sharma y sus coautores han detectado pruebas concluyentes que conectan un impacto extraterrestre con esta transformación ambiental: Las características geoquímicas y minerales de las esférulas que estudiaron (recuperadas de capas del Dryas Reciente en Pennsylvania y Nueva Jersey) son idénticas a la roca que se encuentra en el sur de Quebec, donde Sharma argumenta que tuvo lugar el impacto. "Por primera vez, hemos reducido la región en la que se produjo un impacto en el Joven Dryas, a pesar de que aún no hemos encontrado el cráter", explica el científico.

Es decir, si bien existe un cráter fruto de un impacto conocido en Quebec, el cráter Corossal de 4 kilómetros, a la luz de los estudios del equipo no es la fuente del impacto del material que se encuentra en Pennsylvania y Nueva Jersey.

 Fuente: http://wonderfulgalaxy.blogspot.com.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio