Otzi, el hombre que vino del hielo



La historia que hoy os voy ha contar, ha surgido literalmente del hielo.

Esta es la historia, de la que, hasta la actualidad, es considerada la momia más antigua del mundo. Otzi, la del hombre que vino del hielo. Probablemente una de las momias más famosas del mundo y más visitadas, pues cada año en el museo que lo alberga, es visto por alrededor de 1 millón de personas.

El 16 de junio de 1991, una pareja alemana, Erika y Helmut Simon, en los Alpes, entre Italia y Austria,  encuentran un cadáver, que esta apareciendo en el hielo.

Pensando que se trataba de un alpinista, llaman a un equipo de socorro, que localiza el sitio y recupera el cadáver de un hombre, que se transformará en uno de los más importantes descubrimientos de la historia. Una momia de más de 5.000 años de antigüedad.

El nombre de Otzi, proviene del valle de Otz, lugar donde se encontró la momia.

La datación del carbono 14, determinó que este hombre, vivió entre el 3.350 y el 3.100 antes de Cristo.

Gracias a que dicho cuerpo se encontraba entre el hielo, la conservación ha sido excelente, y entre otras muchas cosas se ha podido averiguar, incluso, la causa posible de su muerte y su última comida.

El Doctor Eduard Egarter (Anatomo-Patólogo), ha sido el que ha descubierto la posible causa de su muerte, pues si bien en un principio se pensaba que podría haber muerto por fatiga o por hipoglucemia, al no hallar sobre su cuerpo ningún tipo de violencia; en el 2001 y gracias a la radiología, se descubrió que en la parte izquierda de su espalda existía un cuerpo extraño, y con la utilización del tac (Tomografía axial computerizada), se pudo distinguir que se trataba de una punta de flecha, naciendo así una teoría sobre su muerte.

Aunque por si sola, una flecha, si no ha tocado ningún órgano vital, no debería producir la muerte, gracias al tac y a soluciones de contraste, se descubre que dicha flecha habría penetrado en la escápula dañando una arteria en el brazo izquierdo.   

En la academia Europea de Bolzano, el Doctor Albert Zink, director del proyecto de investigación sobre Otzi, ha analizado el ADN y otras muestras de dicha momia, llegando a las siguientes conclusiones:

1.- Otzi había nacido en la zona sur de los Alpes.
2.- No tenía muchas enfermedades, solo  parásitos en los intestinos y algunas heridas, pero en general su salud era buena.
La última comida que hizo, fue un puré de Escanda (Especie de trigo, propia de países fríos y terrenos pobres, de paja dura y corta, cuyo grano se separa difícilmente del cascabillo), carne y verduras cocidas.
3.- En algunas articulaciones, poseía tatuajes. Existe la teoría al respecto, de que estos tatuajes fuesen contra el dolor, utilizados, como en la actualidad se utiliza la acupuntura, ya que otra teoría apunta a que Otzi pudiera ser un Chamán. Dichos tatuajes estaban realizados con polvo de carbón vegetal.

El equipo del doctor Albert Zink  una vez investigadas las heridas, hallaron restos de sangre; según este doctor, es un hallazgo importante, pues después de casi 20 años de búsqueda, no se había podido encontrar ningún resto, pero gracias a esta muestra, se podrá estudiar dicha sangre.

Otro hallazgo muy importante, es que se encuentra completamente vestida, portando una serie de objetos, que ayudan a descubrir como se vivía hace 5.000 años. 

Entre ellos, había un gorro, realizado con piel de oso que fue descubierto por una expedición en el año 1.992; un abrigo, realizado con piel de cabra y cosido con tendones de animales, un hacha con hoja de cobre, metal que en dicha época era un símbolo de estatus social y con empuñadura de tejo.

Hasta aquí lo que la ciencia nos dice. Pero claro, como toda momia que se precie, tiene su propia maldición, al igual que la de Tutankamón. Y como no, en este caso también de Otzi, aunque con menos muertos relacionadas con dicha momia, sí los suficientes para incluso escribir un libro sobre ello.

Este libro, nos narra la muerte de 7 personas relacionadas de una forma u otra con dicha momia.

La primera victima fue en julio de 1992, Reiner Henn, forense y jefe del equipo que examinó por primera vez a la momia, que murió en un accidente de tráfico.
La segunda, fue dos meses después de esta muerte, Kurt Fritz, guía alpino, que coordinó el equipo de recuperación; perdiendo la vida durante una excursión.
La tercera, Reiner Holzl, en el 2004, operador del grupo que había filmado el descubrimiento, muere a consecuencia de un tumor en el cerebro.
El cuarto y así mismo en el 2004, Helmut Simon, una de las dos personas que descubrieron la momia, murió atrapado en el hielo, como le pasó a Otzi.
El quinto, también en 2004, un mes después del anterior, Dieter Warnecke, jefe de la expedición de socorro, muere como consecuencia de un ataque cardiaco.
El sexto, en abril de 2005, Honrad Spindler, el primer arqueólogo que estudió esta momia a fondo, fallece por esclerosis múltiple.
El séptimo, el 4 de noviembre de 2005, Tom Loy, anatomo-patólogo, fue el primero en analizar el ADN, muere por una enfermedad en la sangre que le habían diagnosticado hacia tiempo.

Muertes que como habréis escuchado, son frecuentes en esta época, por la edad de las personas o derivadas de sus trabajos.

Por otra parte, el Doctor Eduard Egarter, del que hacíamos referencia al principio y que por cierto no cree en la maldición de esta momia, lleva más de 10 años colaborando en su estudio; dice que al menos una vez por semana no pasa sin que palpe el cuerpo de la momia y aún sigue vivo. Como igualmente hace el Doctor Albert Zink, del que también hacíamos referencia al principio.

Sobre maldiciones de momias podríamos decir muchas cosas, pero nos quedamos con una reflexión. En el caso de Tutankamón, Howard Carter, el máximo responsable de la profanación, murió muchos años después del descubriendo de la tumba.
Tú, querido amigo oyente, como siempre, deberás sacar tus propias conclusiones.    

Comentarios

  1. Respecto a la maldición, no creo que esto fuera cierto, ya que las víctimas que se detallan, se fueron muriendo, por distintos motivos, que bien podrían haber sido por hechos eventuales en la vida, no exactamente por una maldición.

    ResponderEliminar
  2. Hoy vi un reportage en tv sobre esto, si me parece casualidad pero solo eso,casualidad ya que casi todos murieron pasados 13 años,si fuera maldición hubieran muerto todos en esos dias,semanas despues de encontrar el cuerpo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio