Presencia vikinga en Paraguay: ¿misterio desvelado?



Asunción, Paraguay.- Durante décadas, el mito de la presencia vikinga en Paraguay otorgó un atractivo especial a los símbolos de Itá Letra, en el Departamento de Guairá.


Sin embargo, un reciente estudio, llevado adelante por científicos españoles, descarta toda posibilidad de que dichos trazos correspondan al alfabeto rúnico y desvela que se tratan de inscripciones hechas por nativos del Paraguay.Aseguran que NO ERAN VIKINGOS, sino nativos paraguayos. Esa es la conclusión de unos científicos españoles respecto al misterio de Itá Letra, lugar donde fueron halladas raras escrituras e inscripciones que hasta hoy se creía que pertenecían a los antiguos escandinavos.
Hoy, la corroboración de que las mentadas inscripciones rúnicas, en realidad, constituyen arte rupestre creado por habitantes nativos del lugar, genera una brillante oportunidad turística que invita a una mirada renovada, pero igual o más seductora hacia el lugar.
Itá Letra se ubica en la compañía de Totorõ, distrito de Villarrica, distante a unos 194 kilómetros de Asunción, la capital. Es una de las vías por donde se inicia el aventurero ascenso a la cordillera del Ybytyruzú. Hasta ahora, el acceso desde el centro de la capital guaireña se dificulta, sobre todo, durante los días lluviosos. Sin embargo, gracias al reclamo de la población, las instituciones locales y nacionales iniciaron las tareas de mejora de esa ruta.


La infraestructura vial será cada vez más necesaria, ya que el Paraguay, mediante las muestras rupestres descubiertas tanto en Amambay como en Guairá, por primera vez, está siendo mencionado en el mapa mundial del arte prehistórico.
Incluso, antes de las investigaciones arqueológicas sobre el lugar, eran frecuentes las visitas de exploradores de diversas nacionalidades, atraídos por la versión de que las figuras fueron inscriptas por expedicionarios nórdicos. A partir de esa explicación precientífica, varios otros mitos proliferaron; entre ellos, el origen vikingo de la población conocida como Guayakí, que dominó la cordillera del Ybytyruzú hasta hace algunas décadas. En este momento, la promoción que significa la presencia de Itá Letra en el mapa mundial de arte rupestre augura mayor presencia de visitantes.


Las inscripciones plasmadas en diversos paneles distribuidos por el lugar fueron investigadas por un equipo de arqueólogos del museo de Altamira, España. Los investigadores concluyeron que las figuras fueron elaboradas por nativos de la zona, entre los años 5000 y 2500 antes de Cristo.
Christian Ruiz Díaz, técnico del proyecto Araucaria XXI, explicó que gracias a ese estudio realizado el año pasado, se logró el registro, el inventario y la interpretación de los símbolos de Itá Letra. Los signos más antiguos, que datan del año 5000 a. C. y que se ubican en las cuevas más ocultas, representan constelaciones, pisadas de felinos o aves, órganos sexuales femeninos, entre otros objetos que los pobladores de esa época percibían y reproducían en sus cuevas. Eran comunidades anteriores a los pueblos Avá guaraní.
El panel más conocido, ubicado en la superficie, exhibe trazos más abstractos, formados por líneas curvas y rectas. Se trataría, en ese caso, de creaciones próximas a los 2500 a. C.
Esos habitantes dejaron vestigios de una cultura paraguaya prehistórica que, seguramente, recibirán creciente divulgación como componente turístico del Guairá. A ese aspecto, se suma la ya atractiva cordillera del Ybytyruzú, donde la naturaleza se combina con las creaciones humanas de diversas épocas.
Dentro de las brillantes oportunidades turísticas que ofrece Guairá y, especialmente, la cordillera, Itá Letra aporta su arte rupestre, con las significaciones científicas, artísticas, míticas y legendarias dentro del rico patrimonio turístico regional.

Otro hallazgo en el 2008

Hace tres años, un equipo de científicos de la dirección del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira (el mismo que trabajó en Itá Letra), liderado por el arqueólogo José Antonio Lasheras, identificó otros vestigios de los que serían los primeros pobladores de Jasuka Venda, en el Departamento de Amambay.Se trataba también de arte rupestre como el de Itá Letra, pero estos primeros hallazgos datan de entre 2000 y 4000 años atrás. Los científicos enfatizaron que estos tampoco pertenecen a los vikingos. Lasheras había dicho que todo lo hallado y conservado en Jasuka Venda es propiedad del Pa’i Retã Joaju, de la comunidad Pa’i Tavyterã.
Fuente: ABC Color

Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio