INVENTANDO LA RUEDA - Guerra y paz en nuestros genes?



Desde los tiempos de Freud (1856 - 1939) la psicología ha querido ver al ser humano como un producto del medio ambiente en el que vive: un niño nace como tabula rasa y luego se forma por sus experiencias (principalmente por sus traumas). Éste es el punto de vista dominante, a pesar de que durante los últimos 20 - 30 años los genetistas han estado sugiriendo que los genes  tienen un efecto muy importante en nuestra personalidad.

Los primeros estudios genéticos, publicados al principio de nuestro milenio, encontraron que la conducta violenta está claramente relacionada con ciertos genes. A continuación, se ha demostrado que la vulnerabilidad a adicciones tales como drogas, comida, sexo, etc. es de origen genético. Y ahora, gracias a una población aislada de chimpancés bonobo en África central, se ha demostrado que la tendencia a ser pacífico también tiene un origen genético.

Hace 2 millones de años, una población de chimpancés fue dividida por el río Congo. Desde entonces, el desarrollo de estos dos grupos ha sido muy diferente. Los chimpancés de la orilla norte han creado una población marcadamente jerárquica, lo cual se ve con una dominación del macho más fuerte y con un comportamiento hiper agresivo en sus relaciones sociales. Por el contrario, la sociedad que se ha desarrollado en la orilla sur del río Congo, está liderada por una hembra, muestra una baja dominación y agresividad. Además, se enlazan y relacionan compartiendo alimentos, juegos y sexo.

Se ha encontrado que estas diferencias de comportamiento en dichas sociedades de chimpancés esta relacionada con diferencias genéticas. A pesar de todo, no se ha contrado el “gen de la paz”. Como muy bien apuntan los investigadores de los bonobos, “cualquier comportamiento es influenciado por cientos o incluso miles de genes, no por uno o un puñado de ellos”

Este hallazgo puede ofrecer una solución a la antigua controversia ética: ¿Es el ser humano bueno o malo por naturaleza? ¿Hay algunos grupos de personas más pacíficas que otras? ¿Está la guerra y la paz en nuestros genes?

Links:

Gracias a Päivi Henttu

Comentarios

Entradas populares de este blog

El lado oscuro de la marca Nike: La Esclavitud del Tercer Milenio

Ensayo: La problemática ambiental a nivel mundial